Submarino ARA San Juan desaparecido
Lunes 15 de Enero de 2018

"No vaya a ser que un día nos lloren en Mar del Plata porque el submarino no dé más"

Fueron las palabras de Gabriel Alfaro, uno de los 44 tripulantes del ARA San Juan, a su mamá meses antes de que el submarino desapareciera. Luisa, encabezó la marcha en la Plaza 25 de Mayo para pedir que se intensifique la búsqueda de la embarcación.

"No vaya a ser que un día nos lloren en Mar del Plata porque el submarino no de más", fue el escalofriante presagio que le dijo Gabriel Alfaro Rodríguez a su mamá meses antes de partir en el ARA San Juan, desaparecido desde hace dos meses. Luisa Rodríguez, junto a sus allegados y los familiares de los tres tripulantes sanjuaninos que partieron en esa embarcación, reclamaron en la Plaza 25 de Mayo que se intensifique la búsqueda, verdad y Justicia.



La madre de Gabriel aseguró que los submarinistas no querían viajar en ese navío, “todos tenían miedo porque el San Juan no reunía las condiciones necesarias para zarpar, si sabían cómo estaba, ¿por qué los dejaron sumergirse?”, expresó con angustia a sanjuan8.com. La mujer sostuvo que el capitán, quien también está en la embarcación, buscaba sumar millas náuticas bajo cualquier riesgo, para obtener el ascenso a fin de año.


Al igual que la mujer de Cayetano Vargas, Luisa insiste en que “nos tienen engañados desde el primer día”. Y agregó que “queremos que no pare la búsqueda y el rescate”.


Abrazada a lo que le da esperanza en un momento de angustia aletargada, la mujer recurrió a una vidente quien le aseguró que el ARA San Juan está a 350 km al este de la Península de Valdéz, sobre la plataforma continental y que los tripulantes están vivos.


La fuerza en su lucha diaria para que la Armada Argentina no cese la búsqueda del navío la alimenta de su convicción de que a Gabriel “lo siento con vida”, dijo con un nudo en la garganta.

Embed

Comentarios