Yamile Moral, modelo sanjuanina
Domingo 14 de Enero de 2018

"No acepté el contrato en la Mansión PlayBoy porque era horrible tener que hacer lo que me pedían"

/// Por María Eugenia Vega

A Yamile Moral, la vida le dio muchas oportunidades y las supo aprovechar. La modelo sanjuanina que triunfa en Panamá, llegó hasta la Mansión PlayBoy luego de un camino iluminado por estrellas. Primero, Pancho Dotto la vio en una revista sanjuanina y la llamó. Así fue como llegó a Buenos Aires, su primera escala y no paró de subir. Luego, tuvo su espacio en Venezuela y más tarde, se lució en las pasarelas más importantes de Latinoamérica. Pero, aunque ha sido muy afortunada en su carrera de modelaje, la simpática Yamile logró recibir su título de Arquitectura y Diseño en su ciudad actual con el objetivo de dedicarse a esa profesión cuando "su cuerpo ya no resiste a la edad", según comenta entre risas. La buena noticia: espera volver muy pronto a San Juan para instalarse y conseguir un novio para formar su familia.


Es así. Yamile confesó que quiere enamorarse pronto de alguien que tenga buen corazón y que sea caballero. "Ahora pretender que te regalen algo es ser interesada. ¡No, señores! No pongan excusas", pone como condición. Es que a la modelo le gustan los hombres con poder adquisitivo alto y si no lo tienen, que sean correctos. "Imaginate si no te pueden llevar a tomar una coca y encima te metan los cuernos... no!", se divierte.


- Estuviste en la Casa Play Boy. ¡Contanos detalles!

- ¡Sí! Hugh Hefner era re amargado. (Risas).


- ¿Cómo se comportaba él con todas esas chicas divinas?

- Era un jefe súper estricto. Una vez llegué media hora tarde a la cena y me miró muy mal. La mansión es divina pero cuando yo llegué ya estaba en quiebra. Eso fue en 2010. Un millonario la había comprado, pero el usufructo lo tenía Hugh Hefner. A él le encantaba los domingos ver clásicos de cine en su minicine, dentro de la casa. Venían productores, directores y ponían a las chicas a acompañarlos. El contrato era pesado. No podías tener novia, no podías salir sola, si llegabas después de las 9 de la noche te cobraban multa. Si yo hubiese querido generar como la gente piensa, me hubiese quedado ahí.


-¿Qué te pedían hacer?

-Yo no llegué a vivir porque no acepté el contrato. Era horrible porque tenías que hacer todo lo que ellos dijeran. Si te preguntaban si tenías relaciones con Hugh Hefner tenías que decirlo y hacerlo. Yo no llegué a hacer nada, pero parece que todo era mentira. Las otras chicas decían que él no hacía nada.


-¿Miraba a las mujeres como objetos?

-Creo que las miraba como que no existían, directamente.


-¿Dentro de las cláusulas te pedían tener relaciones sexuales con otros visitantes?

-No la leí, pero creo que era parte.


-Hablanos de ese novio que tuviste... ese que te filtró fotos, desnuda.

-Fue lo peor que me pasó en la vida. Estuvimos 6 meses juntos. Lo que sucedió es que yo le comencé a construir una tienda de cremas. Llevaba gastado en materiales unos 25 mil dólares. Cuando comencé a cobrarle el dinero se molestó. Me dijo que me iba dar el 20% de lo que ganara el local y me negué. Se armó lio y no quise saber nada más con él. Cuando me quiso dar el dinero no se lo recibí porque sólo quería desligarme de él totalmente. Como no quería volver con él comenzó a amenazarme con que tenía fotos mías desnudas. Me parecía raro porque jamás me dejo tomar fotos, desnuda. Si la gente presta atención son "full fotos" que me ha sacado sin que yo me dé cuenta. La gente te juzga sin prestar atención porque sos modelo o lo que sea y no ve al "maricón" y poco hombre como lo fue él. Son fotos que no son posadas.


-En ese momento se dijo que vos habías armado la escena...

-Que digan lo que quieran. Para mí no fue nada beneficioso porque en ese momento me estaba graduando en una Universidad. ¿Sabés lo que es ir a dar la cara en una tesis en medio de esa polémica? Pude haber generado en mil cosas, con otras posibilidades que he tenido y, sin embargo, no he llegado hasta más alto por no caer tan bajo.


-¿Es cierto que él estaba vinculado al mundo del narcotráfico?

-Narco, no. Era estafador. Lo que hacía era estafar empresarios. Como sucedió con las cremas. Se tuvo que ir de Panamá porque estafó a una persona muy importante de allí. Así va por el mundo, pero gracias a Dios está preso en España.


-¿Está preso?

-Sí. Porque no sé a quién estafó también.


-¿Vos iniciaste acciones legales contra él?

-Sí. Me gasté 5 mil dólares. Pero en Panamá la ley no es como acá. Allá no me dieron bola. Tenía una boleta de alejamiento y él no se podía acercar a 100 metros a la redonda. ¿Sabés qué hizo? Se alquiló el piso de debajo de mi departamento. No le hicieron nada. Lo tenía al flaco metido debajo de mi casa y vivía con miedo. Encima me amenazaba porque me mandaba chats de conversaciones que mantenía con un policía y le decía: "Hermano, a esa le metemos verde en el carro, se la procesa y listo". Me quería meter a la cárcel. Le costaba 10 mil dólares hacerlo. Llevé los mensajes a Fiscalía y jamás hicieron nada. Él se fue gracias a la Comunidad Judía que es muy fuerte en Panamá. Dos personas muy importantes de esa comunidad me citaron para preguntar qué estaba pasando porque allá la prensa explotaba. Yo les mostré todo. Me prometieron que se iba a acabar ahí. Así fue, nunca más me volvió a molestar.


-¿Te perjudicó?

-En lo personal, no; en trabajos, sí. No en el ámbito del modelaje sino que yo estaba trabajando en estudio de arquitectos para poder hacer prácticas para la universidad y me echaron de varios lugares cuando surgió la polémica con las fotos. Ahora, cuando quiero trabajar en algunos lugares y se enteran que soy yo, se frenan un poco.


-Pero en cuanto al modelaje, siempre se dice que estas cosas ayudan a la publicidad

En Panamá es totalmente al revés. No es como acá que mientras más chusmerío y más locura, te sube la fama. Allá te baja.


Embed



-¿Qué pasa con las sanjuaninas que se van a Panamá?

(silencio) No tengo contacto con nadie, no sé quién se está yendo.


-Por ejemplo, se me ocurre: Natalia Baccino...

(caras y expresiones repulsivas)


-¿Qué pasó, por qué hacés esas caras?

-Es una muchacha con la que nunca he tenido conexión, gracias a Dios. Nunca nos cruzamos, no es mi target.


-¿Por qué la negás tanto, qué pasó en el medio?

-Una persona con la que ella salía me mostró unos chats donde ella decía: por favor acercame al judío porque necesito que me hagas una reunión con él. A veces hasta pensé que las fotos llegaron a San Juan por ella. Porque él no podía tener los contactos. Es una persona que no habla español, es de Israel, viví en Panamá. ¿Ella porqué pidió hablar con él?


-¿Crees que ella estuvo involucrada?

-No puedo asegurarlo completamente, pero a los chats sí los ví. ¿Cómo llegó él a los periódicos de San Juan? Son cosas que no concuerdan.


-¿Fue un boicot contra vos?

-No sé. No sé si soy el trauma de la muchacha o qué (risas) No sé. Ella se dedica a manejar modelos, yo me dedico a lo mío. Nunca hemos sido amigas.


-Pero sentís que ella te siente como competencia directa

-Yo creo que sí. Si yo me sentara a hablar con ella, cero estrés. No me importa. Pero, mucha gente con la que yo me rodeo me dice: "Uy! Yami no se te puede ni nombrar porque ella se pone histérica". Quiero una razón pero nadie me sabe decir porqué. Yo creo que ni ella sabe.


-Recién me decías que no te gustaba el ambiente donde hay manejo de modelos. Se habla mucho de la prostitución vip...¿Por qué me hacés esa cara?

-(risas). En Panamá se maneja mucho la prostitución. A mi no me gustaría manejar chicas porque a veces son muy incumplidas. A veces, las modelos que contratás no son solamente modelos sino que tienen muchos rubros. ¿Me entendés? De noche, de día, de tarde (risas). El ambiente del modelaje es demasiado pesado donde te tenés que saber comportar. Si bien soy modelo, traté de hacer lo mejor posible, no es algo que quisiera tener, una agencia de modelos.


Embed



-Existe una creencia que tiene que ver con que las modelos que llegan lejos lo hacen pasando primero por la prostitución, la droga, el alcohol.

-La droga y el alcohol es una elección de cada uno. No me parece que tiene que ver directamente con el modelaje pero sí pasa lo que decís. Lo vi mucho en Buenos Aires. Allá las muchachas se desesperan por salir en la tapa de una revista que por generar su propio dinero. Eso no me gustó.


-¿Hiciste cosas indebidas?

-Santa no soy, obvio.


-Por ejemplo...

-Hice cosas que no tenía que hacer, pero no me arrepiento porque son cosas que te ayudan a crecer y a madurar. Estuve con gente millonaria con la que se me dio la gana. No voy a decir que los pobres no me gustan, pero sí me gustan los hombres con poder adquisitivo alto.


-¿Te permitiste tener sexo con mujeres?

-No. Soy súper cerrada en eso.


-¿Un tercero en el medio?

-De última que me traigan a otro bombón pero sino no. No es ser celosa, es que no tendría con quién jugar (risas).


yamile moral -entrevista 2.jpg

La frase picante: "Llegué a pensar que las fotos donde salgo desnuda llegaron a San Juan por Natalia Baccino".

Comentarios