San Juan
Domingo 14 de Enero de 2018

Monseñor Lozano viajará a Chile para ver a su amigo personal el Papa

El arzobispo de San Juan de Cuyo sostuvo que acompañará al Sumo Pontífice en los encuentros que se celebrarán en Santiago. Analizó los motivos de la visita de Francisco Perú y al país trasandino.

Francisco llegará a Santiago de Chile en la tarde noche del lunes 15 de enero, donde permanecerá hasta el miércoles. En esos días, monseñor Jorge Lozano viajará a la Capital del país trasandino para ver a su amigo personal, el Papa, según comunicó en su columna semanal. En el texto, se refirió a los motivos del viaje del Sumo Pontífice y la actualidad de dichos países que recibirán su visita.


"Si Dios quiere podré acompañar algunas celebraciones en Santiago de Chile", escribió monseñor, quien mantiene con el Papa una profunda amistad desde hace años. Además, el nombre de Lozano sonó muy fuerte como uno de los candidatos a suceder a Jorge Bergoglio como arzobispo de Buenos Aires. Mario Poli fue finalmente el sucesor de Francisco en aquella provincia.


En el texto, monseñor aseguró que "la visita del Papa es realizada en cuanto que es el sucesor del Apóstol Pedro y va a alentar a la Iglesia en la fe y la misión. Pero no podemos desconocer las incidencias sociales y políticas de su presencia. Sus mensajes tienen un fuerte contenido evangélico y, justamente por eso, también profético que obliga al contraste con la cultura, la política, la economía... todo lo que tiene relación con la persona y puede hacerle feliz o pisotear su dignidad", dijo.


Además, analizó la situación de los países que visitará el Papa y los posibles motivos que lo llevaron a tomar esa decisión. "¿Cuáles serán sus acentos en la visita a Chile? ¿Cuáles en Perú? Es difícil decirlo con certeza. Pero podemos hacer el esfuerzo de imaginar e intuir algo de sus luces buscando iluminar espacios de sombras. Chile tiene muy baja tasa de natalidad; es un país que envejece. ¿Qué mensaje habrá para los jóvenes? Seguramente los aliente a soñar con un mundo nuevo, ser protagonistas, cuidarse del vacío existencial y de los paraísos artificiales de la droga y el consumismo. En Perú respecto de los jóvenes también hay preocupación por las fuentes de trabajo, los horizontes a veces inciertos para formar familia o elaborar proyectos de vida previsibles", resaltó.


Por otro lado, habló de la compleja actualidad de los pueblos originarios y los episodios violentos que sucedieron. "No es posible hoy desviar la mirada acerca de los pueblos originarios, con una implicancia muy particular en el país vecino. Los caminos que han transitado los países de América Latina han sido muy diversos y obedecieron a desafíos históricos propios. ¿Cuál será el mensaje de Francisco? ¿Qué resultará del encuentro previsto con algunos referentes mapuches?", cuestionó.


El texto explica cuál es el requerimiento que tiene en la actualidad la institución de la Iglesia Católica: "La exigencia que hoy tiene, es la coherencia, también en América Latina. Francisco ha insistido --¿podemos esperar algo distinto?-- en la necesidad de la austeridad en el estilo de vida de los pastores, la cercanía con los pobres, los enfermos, los presos... En ambos países los pobres seguramente esperan mucho del Papa: que los visibilice, los abrace, les dé protagonismo. No son "sobrantes" o "descartables". Un gran Santo Jesuita chileno San Alberto Hurtado --a quien el Papa conoce bien-- ha marcado un camino posible de recorrer en el servicio solidario concreto. En el mismo sendero podemos ubicar a Santo Toribio de Mogrovejo, Santa Rosa de Lima y San Martín de Porres. La evangelización siempre debe estar unida a la promoción humana y el servicio a los pobres", expresó.


Para finalizar, Lozano recordó que este lunes 15 de enero se cumple un nuevo aniversario del Terremoto de 1944 en San Juan, pidió oración por los afectados y relató un testimonio. "Recemos por quienes murieron y por quienes cargan cicatrices en el cuerpo y en el alma. Hace unos días estuve conversando con una Señora que en aquel tiempo tenía 11 años de edad, y estaba con su familia cerca de la ciudad de San Juan. Me sorprendió en su relato cómo conserva detalles de esa noche: el suelo, los animales, los árboles, su familia, sus vecinos. Cuidemos esa memoria del dolor atravesado con nuestro respetuoso recuerdo", culminó.

Comentarios