San Juan
Miércoles 05 de Septiembre de 2018

Minera Andina del Sol finalizó con éxito su operativo invierno número 15 en Veladero

La operación logró superar nuevamente la temporada invernal, respaldada por la mejor tecnología para preservar la integridad física de los trabajadores y garantizar la continuidad segura de las operaciones.

A partir del 1 de septiembre, en Minera Andina del Sol dimos por finalizada la Operación Invierno 2018 para nuestra mina Veladero, emplazada en la cordillera de los Andes y donde trabajan y se alojan casi 4.000 trabajadores directos y de empresas contratistas. En adelante, las actividades en Veladero serán guiarán por los procedimientos de operación habitual con las excepciones que se puedan aplicar en el caso de presentarse condiciones climáticas adversas.

El valioso compromiso de cada trabajador, sumado a las continuas evaluaciones de riesgo en terreno, los procedimientos previstos para estas condiciones, la experiencia de nuestros equipos y la implementación de la mejor tecnología para una operación minera que funciona a más de 4.000 metros fueron las herramientas fundamentales para afrontar este desafío.


Siempre con la premisa que pone el foco en la seguridad de nuestros trabajadores: "Cada persona de regreso a casa sana y salva todos los días". El cumplimiento del décimo quinto operativo, que comenzó el 1 de mayo y fue obligatorio para personal propio, de contratistas, autoridades y visitas especiales, permitió este año mantener el alto desempeño en seguridad aún en medio de bajas temperaturas, intensos vientos, precipitaciones de nieve, reducción de visibilidad y caminos con nieve.


Es importante destacar que desde mayo a agosto se trabajó durante más de 2,8 millones de horas sin que se registrara ningún tipo de lesión compleja para nuestros trabajadores ni incidentes en nuestra operación. Durante estos 4 meses, a lo largo de los 156 kilómetros del camino de acceso, se consignaron 9.842 movimientos de camiones, camionetas y buses. Estas cifras permiten dimensionar el fuerte compromiso de las áreas que tiene a su cargo la tarea de mantener despejada y limpia nuestra vía de acceso y de esa manera, garantizar la seguridad de las personas durante tantos traslados.


Además, fuimos protagonistas de al menos 4 temporales intensos y otros más livianos que pusieron a prueba nuestro profesionalismo y compromiso con la operación. Los temporales fuertes se registraron durante el 31 de mayo, 12 de junio y 3 de julio, siempre con condiciones similares: vientos intensos que alcanzaron velocidades de entre 143 y 239 kilómetros por hora, nieve durante varios días, sensación térmica bajo cero, en algunos casos superando los -30°C, escasa visibilidad y caminos con hielo.


Cabe mencionar que gran parte de las herramientas que sostuvieron el éxito de nuestro operativo fueron: 16 estaciones meteorológicas que permiten establecer un sistema de alertas que advierten sobre la aproximación de eventos climáticos adversos; una moderna flota de equipos mineros para el mantenimiento de los caminos; 4 refugios ubicados a lo largo del camino minero y en áreas de operación para dar asistencia frente a las contingencias; servicios de telefonía fija, móvil y satelital, acceso a Internet, comunicaciones por un sistema de radio digital y un sistema propio por microondas; un moderno hospital equipado con la mejor tecnología y dirigido por un equipo médico altamente capacitado y salas de enfermería totalmente equipadas en los campamentos de Peñasquito y Sepultura; a lo que se suma una adecuada infraestructura en los campamentos de Veladero y Amarillos y en la mina para brindar comodidades, alimentos y combustibles necesarios para resguardar el bienestar de los trabajadores y la continuidad de las actividades.

Comentarios