Walberto Allende, diputado Nacional
Domingo 05 de Agosto de 2018

"Lo que posiciona a Sergio Uñac a nivel nacional es su visión de cómo enfrentar la crisis del país"

Los ojos del país estuvieron esta semana en San Juan por la cumbre del PJ que reunió a diputados y senadores nacionales que delimitaron estrategias para debatir en el Congreso, entre las que se encuentra principalmente el Presupuesto 2019. La política no quedó de lado, y los referentes del partido aprovecharon para empezar a trabajar en quienes serán las figuras que liderarán el frente en las próximas elecciones. Es que el PJ aún no logra superar la crisis que lo afecta desde que perdió las elecciones presidenciales en 2015 y por ello es necesario buscar nuevas figuras. Una de ellas es el gobernador Sergio Uñac, quien pudo posicionarse a nivel nacional por los logros que obtuvo para enfrentar la caótica situación económica que vive el país. El diputado nacional Walberto Allende habló respecto al tema en Habla San Juan, programa emitido en Radio Blu y Canal 8.

- En este último tiempo, muchas personas mencionan el nombre de Sergio Uñac como candidato a presidente, ¿existe la posibilidad de que lo sea?


- Esto viene de hace varios meses atrás, principalmente de los medios nacionales que han tenido la posibilidad de escucharlo muy coherente y respetuoso, separando lo que tiene que ser el trabajo institucional de lo político. Esto lo hace sin entorpecer al gobierno, pero fijando posición desde San Juan y, particularmente, desde el Justicialismo, dejando siempre en claro que a Mauricio Macri lo votaron los argentinos para guiar al país. Nosotros no cogobernamos, sino que colaboramos con instrumentos para que puedan aplicar lo que deben hacer, pero marcando las diferencias en aquello en lo que no estamos de acuerdo.


- Rubén Uñac manifestó que, como hermano, considera que sería muy bueno que Sergio se convirtiera en el candidato a presidente, ¿cuál sería la decisión más inteligente en el contexto del rearmado del PJ?


- Es que están buscando figuras nuevas. Yo también considero que es necesario encontrar caras frescas que muestren capacidad de gestión, de gobierno. Y dentro del Justicialismo quiénes son los que vayan a presentar la oferta electoral. Pero creo que se mira a San Juan principalmente por el modelo de provincia.

Lo que lo posiciona al gobernador es esto, no su juventud. Hay varios dirigentes jóvenes. Creo que se destaca porque tiene una mirada distinta con respecto a cómo enfrentar las crisis que se vive a nivel nacional. Un ejemplo de ello es que el próximo lunes tenemos la visita de dos ministros, por el lanzamiento del llamado a licitación para construir un nuevo dique (El Tambolar). Mientras en otro lado escuchamos que están haciendo ajustes para achicar los gastos del país, en San Juan estamos pensando cómo crecemos y cómo miramos el futuro.


- ¿Considera que debe repetir mandato y después proyectarse como candidato a presidente?


- El gobernador siempre manifestó que primero está San Juan y que va a priorizar el trabajo para la provincia. Pero no hay que descartar que todo este tipo de actitudes del primer mandatario lo posiciona para este armado que es sumamente necesario: primero rearmar al Justicialismo y recién después buscar un candidato.


- ¿Como político cree que será complicado para el gobernador decir que no a la posibilidad de ser candidato a ocupar el sillón presidencial?


- No hay que descartar nada. En la reunión del jueves, en ningún momento le pidieron que sea candidato. Lo que sí le solicitaron es que tenga participación en el armado del Justicialismo y en las cuestiones partidarias.


- Aunque no sea un pedido expreso hay distintos sectores que ya lo han manifestado ¿Esto no inclina la balanza?


- Dentro de aquellas figuras que pueden ser candidatos, se lo está considerando, por supuesto que sí. Creo que como sanjuanino nos viene muy bien, pero hay que ir paso a paso.


- ¿Por qué cree que el PJ llegó a esta situación de crisis?


- Las elecciones nacionales que se perdieron y la presencia de Cristina Fernández como candidata en la provincia de Buenos Aires, representando a otro partido que no era el Justicialismo, fueron algunas de las causas. Luego la bochornosa intervención de la jueza electoral María Servini ex de Cubría, que intervino el Consejo Nacional Justicialista (CNJ), conducido por el diputado nacional José Luis Gioja. Creo que todas estas medidas dividieron aún más al partido.


- ¿Cristina es la gran responsable?


- No. Hay varios responsables y desde la parte sindical también. Hoy es un partido que no tiene líder, que esto es lo que estamos buscando. Alguien que guíe este proceso de reorganización. Hace unos días lo llamaron intendentes importantes del conurbano bonaerense al gobernador para reunirse con él porque no encuentran aquel que pueda conducir este proceso en el PJ.

Esto ha ayudado para que vivamos esta crisis importante, no solamente dirigentes. Hay algunas actitudes que ponen en duda hasta la propia ideología e identidad del Justicialismo. Un ejemplo es el caso del aborto, que está en la propia doctrina del Justicialismo. La verdad es que hay que adecuarse a los tiempos, pero la defensa a la vida siempre fue una bandera del Justicialismo.


- ¿Por qué Gioja está con Cristina?


- Él tiene la gran responsabilidad de conducir un partido en crisis, con muchos alejamientos de sectores importantes. Ojalá en esta nueva etapa que tiene José Luis haya una convocatoria para elegir nuevas autoridades del Consejo y que puedan participar los gobernadores, que son fundamentales.


- Pero el presidente del PJ está en cercanía de Cristina Fernández, quien formó su propio partido, entonces ¿cuál es la lectura política de esto?


- La situación es compleja. Tendrá que haber renunciamientos, hacer de lado las cuestiones personales y pensar si realmente queremos reflotar el partido como corresponde. Deberían participar los primeros mandatarios de las provincias, porque últimamente no han estado en las decisiones del CNJ.

No he escuchado que Gioja esté con Cristina. Está del lado del gran armado del partido. Siempre ha estado en eso y tiene el gran desafío ahora. Por eso, en este momento lo que hace falta es la renovación del Consejo y aquellos sectores que están afuera tienen que estar adentro.


- ¿Cómo gravita la figura de CFK en este marco?


- Ella es importante en la política argentina, como lo demuestran los números y el último resultado electoral. Si decide volver a la estructura del partido yo creo que nos viene bien a todos. No la he escuchado a ella decir que será candidata. En ningún momento lo ha manifestado. Hay sectores a los que sí les conviene, pero ella no lo dijo en ningún momento.


- ¿A Cristina le preocupó el partido cuando era presidenta?


- No mucho.


- ¿Y eso cómo jugó en las elecciones presidenciales?


- Si hubiera puesto más presencia y decisión, a lo mejor no se hubiera perdido. No digo que jugó en contra, pero es muy posible que no apoyara lo suficiente a Daniel Scioli.


- ¿Considera que desde 2015 hasta ahora faltó autocrítica en el Justicialismo?


- Siempre dije que había que hacer una autocrítica y la sociedad también debe hacerla. Hay que mostrar cosas que se hicieron muy bien: se trabajó mucho. Principalmente el interior. Fue un gobierno muy federal. Lo digo como intendente. Los municipios logramos cosas que no habíamos conseguido nunca, una continuidad desde el gobierno de Néstor Kirchner. Luego, hubo otras cosas que no se hicieron tan bien.


- ¿Cuáles?


- Fueron acciones políticas que llevaron al gobierno a enfrentarse con la sociedad. Pasar de un 54%, con el cual se ganaron las elecciones a lo que se obtuvo en las urnas fue una muestra. Complicaron algunas decisiones, es muy difícil en esos ámbitos de poder. Creo que la gran pérdida de CFK fue cuando murió Néstor Kirchner. El gran respaldo que tenía era él, en todo sentido. La sociedad argentina es muy machista y hay muchos sectores a los que les costó aceptar que éramos administrados por una mujer.

Además, el enfrentamiento con el grupo de medios (Clarín) fue sumamente importante. Sumado a esto, algunas decisiones de acompañamiento, como el exvicepresidente Amado Boudou, que no ayudaba y que en los últimos tiempos ella no viajaba porque no lo quería dejar al mando.


- ¿Por qué lo elige a Boudou si no estaban de acuerdo en el partido?


- La verdad es que nos sorprendió a todos la elección, porque Boudou políticamente no representaba nada. Yo sí coincidí con Néstor cuando lo convocó Julio Cobos porque representaba una gran parte del Radicalismo, venía de ser gobernador, tenía mucha presencia dentro de su partido y me pareció bien como estrategia. Pero lo de Boudou no era una estrategia, ni para afuera ni para adentro.


- ¿CFK ponía a dedo a los candidatos y nadie objetaba nada?


- No sé cómo se manejan en esos ámbitos.


- ¿Cree que lo hizo para perder?


- No sé si para perder, pero si para marcar el camino a quien pudiera llegar a la presidencia.


- ¿Cuál fue el rol de Hugo Moyano en esto?


- Se despegó, trabajó apoyando a Macri y se cometieron errores. Moyano fue un aliado de Néstor, trabajó mucho para que ganara él y después se produjo ese quiebre -que desconozco qué pasó- y se fueron perdiendo aliados luego de la reelección de Cristina. Ese proceso de desgaste te lleva a perder credibilidad.


- ¿Quién resuelve esto?


- Los dirigentes como Sergio Uñac y el resto de los gobernadores, buscando ese líder. Debemos estar juntos, creo que hay que trabajar sobre eso. José Luis, frente al partido, tiene esa gran responsabilidad.


- ¿Cree que José Luis Gioja puede llegar a unir al PJ?


- Ojalá que sí. Es una persona respetada, pero no basta sólo con la voluntad de él, necesita acompañamiento para poder lograrlo.


- ¿Qué hace falta para el rearmado del Justicialismo?


- Entender que es necesaria una renovación. El Justicialismo necesita mostrar caras nuevas, si vamos con lo mismo nos equivocamos. En lo mismo hay algunas caras que la gente rechaza.


- El caso de las coimas escritas en los cuadernos, ¿terminó de desencantar a aquellos que no los votaron en el 2015?


- Hay que ver cómo sigue todo esto. Fíjate todo lo que se hizo el año pasado y resulta que Cristina sigue subiendo en adhesiones. Las encuestas nacionales dicen que el 2% de los argentinos tienen la mirada puesta en la corrupción. Se habla tanto y al final no hay nadie condenado. Este no es el tema central. La gente tiene la mirada puesta en otras cosas.

Con esto no quiero hacer una defensa de nadie. La gente con la situación que está viviendo, está desencantada de la política, porque piensan en cómo llega a fin de mes. Esto se va a revertir cuando haya un condenado. Hay que condenar la corrupción, pero sólo están procesados, no hay ninguno condenado.


- ¿No existe la posibilidad de que se les quiten los fueros a los políticos que fueron electos y que sean juzgados, si es que no tienen nada que esconder?


- Hay que tener cuidado, porque con los fueros se trata de resguardar la libertad de actuación y opinión de los legisladores, sino cualquiera te arma una denuncia y, mientras sos procesado, quedás afuera. Por allí en las manifestaciones de los diputados se tocan muchos intereses económicos, pero tampoco es el Congreso el lugar para resguardar a los que tienen problemas con la Justicia.


- ¿Es por las decisiones políticas por lo que no prospera un desafuero?

- Con la diputada Aída Ayala se solicitó un procesamiento por parte del juez y la Cámara con los miembros de Cambiemos no tuvieron la actitud de sacarle los fueros. Hay que actuar de la misma manera para todos.


- Con las tarifas de gas, ¿qué va a pasar?


- Es un escándalo. Esto lo veníamos trabajando junto con las diputadas nacionales Graciela Caselles y Florencia Peñaloza, además de con los legisladores de Mendoza y San Luis. En marzo tomamos conocimiento que Enargas -el ente regulador de Ecogas- había autorizado una asamblea de socios propietarios de la empresa y se habían distribuido 560 millones de pesos. Las firmas se crean para ganar dinero, pero nos parecía un monto excesivo siendo la cantidad de usuarios en estas tres provincias. Lo grave es que se habrían repartido como ganancia 1600 millones de pesos destinados a la inversión que nunca hicieron. Lo presentamos en la Cámara pidiendo que vaya el directorio de Enargas y después nos encontramos con esta facturación del "estimado", que si bien en la reglamentación está como una excepción, lo han transformaron en algo normal. La facturación en San Juan, San Luis, Mendoza y Córdoba es un abuso, una avivada.


-Un diputado de Mendoza estaría analizando realizar una denuncia penal...


-Estamos analizándolo también, estudiar si corresponde. Denunciamos en el Enargas. Nos reunimos con el defensor del Pueblo, Julio Orihuela, quien también actuó. El Enargas sacó una resolución para que Ecogas reciba el reclamo y el usuario que recibió esta facturación tiene la obligación de hacer el reclamo para que se pueda suspender la vigencia del vencimiento. Si no lo hace, está aceptando la factura que le envió la empresa. Una vez que hace el reclamo queda suspendida la vigencia de la factura y tiene la obligación de ir y tomar lectura del medidor. No le pueden restringir, cortar ni retirárselo. No hay que pagar la factura antes de reclamar, no está obligado a pagar para reclamar.

Lo otro es el aumento de las tarifas. Cuando sacamos la ley explicamos lo que podía llegar a pasar. Hay facturas que anteriormente llegaron a 400 pesos y al mes siguiente a 4300 pesos, casi 10 veces más. Aquí lo que pasa es que es un abuso de autoridad, una empresa que cree que puede cobrar lo que se le da la gana y, si no accionamos fuertemente, esto va a seguir pasando y no es lo normal. El viernes pasado hablé con el vicegobernador Marcelo Lima y es posible que mantengamos una reunión con los presidentes de todos los bloques. Creemos que vamos a hacer una presentación que, desde la Legislatura Provincial, se pueda convocar a un directivo del Enargas y de Ecogas para que le expliquen a los sanjuaninos el porqué de esta facturación.


- Respecto del anuncio del presidente sobre los servicios púbicos en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, ¿cómo lo evalúa?


- En nuestro bloque presentamos un proyecto pidiendo que el Gobierno Nacional traspase a la órbita de la gestión de María Eugenia Vidal en el Conurbano y Horacio Rodríguez Larreta en Capital Federal las empresas Edenor, Edesur y Aysa. El presidente anunció el traspaso de las dos primeras y seguramente "se le pasó" el resto, pero el problema grave es Aysa. En el proyecto del presupuesto aprobado este año, la empresa tenía un subsidio de más de 15 mil millones de pesos y en el 2016 fueron 17 mil millones de pesos que pagamos todos los argentinos para que el gobierno de Larreta pueda contar con este beneficio para poder seguir manteniendo esta firma. Nosotros hemos dicho que no estamos dispuestos a que el interior de la Argentina siga subsidiando al distrito más rico del país.


- ¿Hay que eliminar las PASO y adelantar las elecciones?


- Quedaron muy desdibujadas en la últimas elecciones porque, en definitiva, no hubo interna, quedó como una gran encuesta. Yo creo que se perdió el tiempo, que se podrían haber hecho algunas modificaciones. Pero hay que tener cuidado, hay que garantizar también la democracia interna de los partidos políticos. Las PASO permiten participar a los pequeños partidos. Se armaron consensos y se generó un gasto innecesario, si no hubo internas. Pero si se eliminan las Primarias hay que dar mecanismos para que los partidos tengan vida interna y aquellos que no cuenten con recursos, garantizarlos.


- El 7 de agosto en Diputados debatirán sobre la modificación a las asignaciones familiares ¿Qué posición va a tomar?


- También trataremos la modificación a las asignaciones familiares en varios puntos. Una cosa es vivir en Buenos Aires y otra en el interior. Descuentan las asignaciones como si vivir en una provincia fuera beneficioso o privilegiado. El proyecto que se presentó lo vamos a tratar porque lo que se comunicó es una suspensión, no dice que se va a eliminar el decreto que, en realidad no se llegó a aplicar porque varias provincias presentaron recursos de amparo y hubo un gran reclamo de gobernadores de Cambiemos.


-¿Le falta federalismo al presidente Mauricio Macri?


- Le falta. La lucha del federalismo no termina nunca, pero aquí tenemos un centralismo importante. Con la crisis actual que está viviendo Argentina no han convocado a ninguno de los ministros hasta el momento, pero hicieron una gran transferencia de fondos hacia la provincia de Buenos Aires, como si en el interior no estuviéramos sufriendo una crisis.


-¿Está bien que la provincia adelante las elecciones?


-Si se toma la medida que todavía el gobernador no ha comunicado, me parece bien, porque creo que hay que discutir temas que tienen que ver con la provincia y no mezclar las cuestiones. Me parece que sería interesante y además se ha hecho anteriormente.

En muchas provincias lo tienen por ley, no sería inconveniente y sería bueno que se puedan discutir temas netamente de San Juan.

Comentarios