San Juan
Jueves 04 de Enero de 2018

Las mujeres, el blanco preferido de los arrebatadores

Representan cerca de 8 de cada 10 víctimas, según las estadísticas de Flagrancia. En los meses que lleva de vida ese fuero, se registraron 42 casos.

Durante el año pasado, Flagrancia tramitó 42 casos de arrebatos cuyos autores fueron atrapados en el momento de cometer el hecho. Es uno de tipo de robo más común y un dato que revelan las estadísticas oficiales es que la gran mayoría de las víctimas es mujer. Desde que el nuevo fuero se puso en funcionamiento en agosto hasta el último día hábil del año pasado fueron atacadas en la vía pública 32 personas de sexo femenino contra solamente 10 varones. El comportamiento lleva implícito la violencia de género, en virtud de que los delincuentes las elijen por su condición de más débiles en el aspecto físico.

Según los datos suministrados por Flagrancia, los 32 arrebatos a mujeres representan un 76,19 por ciento del total y los ataques a varones tan sólo el 23,81 por ciento. Y los rangos de edades más afectadas son los menores de entre 14 y 17 años y los adultos cuyas edades van de 18 a 50 años.
Los fiscales que trabajan bajo la coordinación del Ministerio Público y los jueces que actúan en los llamados casos infraganti coinciden en que el alto porcentaje de víctimas mujeres no es casual. Los atacantes se saben más fuertes físicamente y que las elegidas ofrecerán menos resistencia a los tironeos y los golpes para que suelten el bolso, la cartera o lo que lleven encima. Dicho en otras palabras, violencia de género a la hora de elegir a la víctima.

Sin ir más lejos, entre los 42 casos hay muchos en los que los arrebatadores le pegaron primero a la víctima para que soltara lo que llevaba o hasta llegaron a arrastrarla. Y eso es más sencillo con una mujer, aunque en todos estos casos finalmente fueron atrapados con en el momento del delito o a las pocas cuadras con el botín en la mano.

Un dato significativo, a diferencia de lo que pasaba hace algunos años, los menos atacados son los adultos. En el caso de los hombres no se dio ningún caso de 60 años en adelante y en las mujeres, solo 2. Esto responde a que los protagonistas y sus familias se volvieron mucho más previsores y cuidadosos: intentan hacer los trámites a plena luz del día, en lugares bien concurridos y si tienen que extraer dinero de cajeros van acompañados de uno o dos familiares más jóvenes.

Los números oficiales indican que los autores de los 42 hechos fueron condenados en los diligentes juicios que se llevan adelante en Flagrancia. Algunos terminaron en el penal por tener condenas anteriores, otros con una pena condicional y los menos con probation, conocida como la ejecución de tareas comunitarias. Un dato importante: el Ministerio Público, como política criminal, se opone a la probation cuando las víctimas son personas más vulnerables, como niños y mujeres.

Comentarios