Canal 8 en Malvinas
Martes 13 de Marzo de 2018

La visita al monte rompió un mito

Los excombatientes volvieron a las islas Malvinas y viven emociones intensas con las miradas perdidas entre los recuerdos. En Longdon, los soldados sanjuaninos hablaron sobre la falta de alimentación que padecieron en la guerra de 1982.

/// Por Mauricio Bazán - Enviado especial de Canal 8 a Malvinas

Durante la guerra los soldados argentinos volvieron con muchos kilos de menos y eso desato la furia social donde se habló siempre de que no les daban de comer. Hoy Malvinas demostró que la falta de comida en varias posiciones en gran parte fue por el clima y su geografía.


Tal vez es muy arriesgado decir que la falta de comida entre los soldados argentinos durante la guerra en Malvinas, era un mito pero entre los sanjuaninos que volvieron a las islas, todos negaron que la comida no se entregaba por voluntad de sus superiores. Todos los que estuvieron en combate en las islas, sostienen que la comida estaba pero que el clima, la geografía y los ataques ingleses, eran la mezcla justa para impedir los abastecimientos.


Hoy esa teoría que fue ampliada también por ex combatientes en Rio Gallegos, quedo casi demostrada en el Monte Longdon, donde la delegación de veteranos llegó en camionetas 4x4.


Después de una noche con una intensa lluvia el clima sorprendió, fiel al estilo malvinense, un sol radiante y muy poco viento fueron los compañeros de viaje durante toda la jornada.

Embed


Pero nada sería fácil en el viaje de solo 4 kilómetros hasta Monte Longdon. Las camionetas serpentearon por la turba que es como una esponja a la que uno pisa y se hunde, además de llenarte de agua. Ese suelo sumado a los charcos de la lluvia de anoche, causaron un camino difícil hasta para las 4x4 que en varias oportunidades quedaron enterradas. Los 4 kilómetros se hicieron en poco más de dos horas para llegar a la base del Monte. Esta realidad fue inevitable para que la consulta llegara a los ex combatientes.


¿Este fue uno de los motivos por los que pasaban hambre?, preguntó este periodista. El sí fue rotundo y llego de varios frentes. Luis Armiño, uno de los más grandes y con rango pese al retiro, explico que en aquella época, por tratarse de abril, la lluvia, granizo y viento eran constantes. "La comida estaba del otro lado, no la podían pasar porque los vehículos se enterraban, además de los bombardeos constantes. Todo sumado a la improvisación que había", comento el veterano de guerra. Además, sumo "No había intensión de que el soldado la pasara mal, era la realidad con la que había que lidiar. La comida estaba pero era imposible pasarla porque habían derribado nuestros helicópteros y nos quedamos sin abastecimiento", sentenció.


¿Sera ésta la verdadera historia de aquel mito de que había contenedores llenos con comida y que no se entregaban? Da la sensación de que si, sobre todo al ver como es el suelo, esponjoso, húmedo, resbaladizo con viento permanente y lluvias muy frecuentes y persistentes. Una realidad insoslayable que hace tener más conciencia sobre lo ocurrió en 1982.

Comentarios