Investigan un parto casero
Jueves 27 de Junio de 2019

La partera que asistió a la joven que parió en su casa: "La dejaron sentada toda la noche en una fría sala de espera"

Elena Szegedy es licenciada en obstetricia y habló con sanjuan8.com porque se "cansó de escuchar mentiras". Dijo que quiso dar la cara para contar que Fiorella sólo quiso que el nacimiento de su hija sea como lo había planeado y tal cual lo estipula la ley de Parto Humanizado.


///Marcela V. Silva


Días atrás se conoció el caso de Fiorella Eiras, una joven que decidió tener un parto casero y fue demorada en la sala de espera del hospital Guillermo Rawson, por las dudas que generó el caso. Mientras la reciente mamá y su pequeña hija después de pasar más de 24 horas en una internación ordenada por el Segundo Juzgado de Instrucción, regresó a su casa y junto a eso la partera que la asistió y de la que tantas dudas había generado, decidió contar su historia.

Leé también: La joven que fue demorada en el hospital luego de un parto casero recibió el alta médica


Se trata de Elena Szegedy (77), licenciada en Obstetricia, que durante la mañana del jueves visitó sanjuan8.com para contar su versión y se refirió en primer lugar a los dichos de Patricia Sirera, asesora de Menores. "Ella dijo que no figuraba en el sistema de datos del hospital y con eso desnudó la falta de información y comunicación que hay entre los centros de salud y el nosocomio", comenzó diciendo en una larga entrevista.


Luego de ello, aclaró que Fiorella controló su embarazo en un centro de salud y cuenta con su libreta sanitaria al día. "Ella luego de parir a su beba de la manera que eligió, decidió ir atenderla en el hospital y así solicitar un certificado de puerperio. Cuando la hicieron esperar dos horas y llegaron con un oficio que indicaba que su compañero debía ser detenido, mostró el video del parto y un oficial del lugar le dijo que lo borre".

fiorella parto casero.jpg



Elena enfatizó en la ley de Parto Respetado N° 25929 a la cual San Juan adhiere y no se la tuvo en cuenta. "La dejaron más de 12 horas sentada en una silla de ruedas en una sala de espera fría y no preparada para una mujer que hacía horas que había parido", explicó la mujer que también contó que asistió a más de 10 mil partos a lo largo de su vida.


Leé también: La madre del joven detenido: "Mi nuera estuvo toda la noche sentada sin atención médica"


"Ella quería un parto humanizado. Las mujeres a veces se preguntan si quieren parir en un sistema violento o en su casa, y eso es lo que se cuestionaba Fiorella", añadió la mujer a la decisión que tuvo la joven para traer a su hija al mundo. En cuanto a las dudas que hubo sobre el nombre de la partera, dijo que ella les pidió que no revelaran su nombre. "Fue tan leal Fiorella que decidió no dar a conocer mi identidad y ahora soy yo la que da la cara por ella y su compañero Tony", añadió Elena.

elena partera dos.jpg


Elena Szegedy dijo que recibió amenazas y contó que realizó las denuncias correspondientes. La mujer antes de finalizar la entrevista les mandó un mensaje a los médicos del hospital y les dijo: "Ustedes realizaron un juramente hipocrático y negaron la atención y finalizó expresado: "No pueden prohibir los partos caseros".

Embed


Violencia obstétrica


Si bien la Argentina es un país pionero en términos legales, los índices de violencia alarman. Según el Observatorio de Violencia Obstétrica-OVO-sobre una base de 4939 nacimientos: en un 90% de casos se practicó episiotomías a madres primerizas, considerada como una mutilación cuando se realiza de manera innecesaria. A un 6.4 de cada 10 mujeres les fue suministrada oxitocina para acelerar el trabajo de parto cuando la OMS marca como un estándar justificable entre 0.5 y 1 de cada 10 nacimientos. 7 de cada 10 tuvieron rotura artificial de bolsas sin consentimiento, tratándose de una maniobra rutinaria y riesgosa (OMS), entre otras intervenciones innecesarias".


Según el Ministerio de Salud de la Nación en un parto respetado, la madre tiene derecho:

-A ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el parto y postparto y participar activamente en las decisiones que acerca de las alternativas distintas si es que existen.

-A ser considerada como persona sana, de modo que se facilite su participación como protagonista de su propio parto.

-A un parto respetuoso de los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados.

-A ser informada sobre la evolución de su parto, el estado de su hijo o hija y, en general, a que se le haga partícipe de las diferentes actuaciones de los profesionales.

-A no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación.

-A elegir quién la acompañe durante el trabajo de parto, parto y postparto.

-A tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.

-A ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar.

-A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del niño o niña.

-A ser informada específicamente sobre los efectos adversos del tabaco, el alcohol y las drogas sobre el niño o niña y ella misma.

Toda persona recién nacida tiene derecho:

-A ser tratada en forma respetuosa y digna.

-A su inequívoca identificación.

- A no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación o docencia.

-A la internación conjunta con su madre en sala.

- A que sus padres reciban adecuado asesoramiento e información sobre los cuidados para su crecimiento y desarrollo, así como de su plan de vacunación.

-El padre y la madre de la persona recién nacida en situación de riesgo tienen los siguientes derechos:

-A recibir información comprensible, suficiente y continuada, en un ambiente adecuado, sobre el proceso o evolución de la salud de su hijo o hija, incluyendo diagnóstico, pronóstico y tratamiento.

-A tener acceso continuado a su hijo o hija mientras la situación clínica lo permita, así como a participar en su atención y en la toma de decisiones relacionadas con su asistencia.

-A un consentimiento informado sobre cualquier práctica médica que se le realice al niño o niña

- A que se facilite la lactancia materna de la persona recién nacida

-A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados especiales del niño o niña.



Comentarios