San Juan
Martes 13 de Marzo de 2018

La mayoría de los lectores le cree más a los policías tras la polémica por la clausura de un bar

Más del 80% de los que votaron en la encuesta realizada por este medio manifestaron más creíble la versión de los efectivos. El hecho salió a la luz por unos videos que filmaron los implicados en pleno procedimiento en un bar –del hijo de la agente del Ministerio Público- en el que la funcionaria judicial intentó impedir el cierre del lugar.

Hace unos días salió a la luz una serie de videos en los cuales se percibe cómo la fiscal de Cámara Marcela Torres discute con dos efectivos policiales que efectuaron un procedimiento en un bar de Rivadavia –del hijo de la funcionaria judicial- para impedir su clausura. Es por esto que una vez publicados los audiovisuales filmados de ambas partes, este medio realizó un sondeo para conocer la opinión de los sanjuaninos.


En cuanto a esto, de los 393 votos que emitieron los lectores de sanjuan8.com en la encuesta, manifestaron en un 81.42% que por el escándalo, le creen más a los policías.


Por otro lado, el 18.58% de los votantes expresó que le resulta más creíble la postura o versión de la agente del Ministerio Público.


encuesta -fiscal policia.jpg


Al parecer, el escándalo se generó cuando los efectivos policiales se presentaron en un bar (tipo quermesse) ubicado en Libertador General San Martín, a metros de Mariano Moreno. Ante el reconocimiento de la presencia de menores de edad que estaban con una mujer mayor, que comprende una infracción estipulada por el Art. 141 del Código de Faltas, los uniformados intentaron clausurar el lugar.


El propietario, Matías Miadosqui, intentó defenderse en calidad de "hijo de la fiscal" y llamó a su madre para que intercediera. Entonces, la mujer apareció y tuvo un entredicho con los auxiliares de Justicia quienes la filmaron e hicieron trascender los videos. Ahora se abrió una investigación para dilucidar lo ocurrido.


Desde el bar informaron que los menores estaban con su madre y que son hijos de uno de los dueños de los food trucks que funciona en el local. Por eso, señalaron, no cabía ninguna multa y muchos menos, una clausura.




Comentarios