San Juan
Lunes 11 de Marzo de 2019

La Llorona está cerrado hace más de un mes por no tener la habilitación municipal

El tradicional boliche funciona desde enero en un nuevo local ubicado en calle Maipú y avenida Rioja. El dueño aseguró que 25 familias se quedaron sin trabajo por este conflicto.

El pasado 15 de enero, el tradicional boliche La Llorona abrió sus puertas en un nuevo local ubicado en calle Maipú y La Rioja. Pero desde ese momento comenzaron los problemas por la habilitación del local bailable en una zona residencial capitalina. Pese a recibir el permiso provisorio, el negocio aún no consigue el definitivo y son 25 familias las que están sin trabajo desde hace más de un mes.


Leé: El dueño de La Llorona contó que pasó exigencias extremas para habilitar el bar en el nuevo local

El dueño del local, Pablo Sanguedolce, comentó a sanjuan8.com que el 8 de febrero se venció la habilitación provisoria que le otorgaron desde la Municipalidad de la Capital para el funcionamiento del local. Unos días antes de ese plazo comenzó con el trámite para adquirir la habilitación definitiva y desde la comuna le advirtieron que no se la iban a otorgar.


Leé: Instalaron el bar La Llorona en una zona céntrica pero, ¿puede funcionar allí?

Es por esto que la abogada de Sanguedolce está en averiguaciones para saber por qué no lo habilitarán, siendo que tiene todos los permisos, incluidos los exigidos por Leyes Especiales, Planeamiento, Bomberos y Salud Pública. Además, el lugar pasó todas las inspecciones que le realizaron, según informó el propietario.


"Son todos locales comerciales los que están alrededor del local y La Llorona tiene una fuerte inversión en insonorización. De los vecinos que están en la zona, entrevistamos a 33 y ninguno se opuso al funcionamiento del boliche", aseguró.


Desde el 8 de febrero, cuando venció la habilitación provisoria, el boliche permanece cerrado y son 25 familias en forma directa las que están sin trabajo por esto, sumado a los proveedores, técnicos, personal de limpieza y mantenimiento. "Nos hicieron un daño enorme porque mucha gente depende de este local. Los chicos están desesperados porque con esta situación económica se quedaron sin trabajo, sin un motivo", destacó.


Comentarios