San Juan 8 > San Juan > familia

La familia riojana que fue asaltada por cordobeses pudo ver el partido

Miguel Ángel Ponce y sus hijos llegaron al estadio del Bicentenario y disfrutaron de Argentina-Brasil. Un mal trago, con final feliz.

La familia riojana que llegó a San Juan y fue víctima de un robo en pleno centro sanjuanino, finalmente pudo llegar al emblemático estadio del Bicentenario y disfrutar del superclásico Argentina-Brasil. Miguel Ángel Ponce (42) y sus cuatro hijos llegaron a la tribuna de la popular, después de recuperar las cinco entradas que le robaron durante la calurosa siesta del lunes.

miguel angel.jpg

“Un milagro, un poco de suerte o una pesadilla con final feliz”, fueron las frases que usó este riojano que llegó a San Juan durante la agitada tarde del domingo. Él, juntos a sus hijos de 15, 16, 19 y 21 años arribaron a Albardón después de circular varios kilómetros por la RN 150.

Te puede interesar...

Cuando pisaron suelo sanjuanino, la fila de autos para adquirir un tickets llegaba a la rotonda del ingreso al departamento de Albardón. Cerca de las 22.30 comenzó la odisea de adquirir las entradas para ver a Messi y compañía. Después de pasar la noche en el interior de su auto y superar las 12 horas de espera llegaron a las cabinas del Circuito del Villicum y compraron en efectivo los 5 pases.

Leé también: Cordobeses robaron 4 entradas para ver Argentina y los detuvieron en Pocito

El cansancio se hacía notar, pero la euforia por ver a la Selección Nacional todo lo justificaba. Fue cuando decidieron partir por RN40 hacia el Sur de San Juan y así ingresar al microcentro. Una vez que consiguieron hospedaje a través de la ayuda del Ministerio de Turismo y Cultura fueron a almorzar.

El reloj de Miguel Ángel marcaba las 12.35 cuando llegó hasta Ignacio de la Roza y Sarmiento. Estacionó su utilitario, acomodó los bolsos y guardó documentación y las 5 entradas para partir a un restaurante y poder almorzar.

miguel.jpg

Luego, cerca de las 14.30 decidieron emprender hacia la casa que los hospedaría pero cuando llegaron al auto advirtieron que tres puertas habían sido dañadas. La desazón, la impotencia y bronca se apoderó de la familia Ponce que como pudo pidió ayuda.

Por el frente de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes pasaron varios sanjuaninos que los ayudaron a ponerse en contacto con la policía. Otros le ofrecieron estadía, comida y hospedaje y justamente hoy con la alegría de que personal de Robos y Hurtos haya actuado a tiempo con el factor suerte que fue determinante, pudo recuperar bolsos con ropa, celulares, computadora y los valuados tickets.

Pero antes de eso pasaron algunas horas hasta que por las cámaras del CISEM advirtieron quienes eran los ladrones. Ya con algunos indicios, la policía de San Juan montó un operativo que terminó con dos cordobeses detenidos en calle Vidart y 5, en Pocito.

Estos sujetos tenían en su poder las pertenencias de Miguel Ángel y sus 4 hijos. Ambos delincuentes de 53 y 20 años fueron detenidos y trasladados a la Central de Policía.

Mientras tanto, la familia Ponce después de haber palpitado 90 minutos de un partido que quedará en la historia sanjuanina por varios factores, ya se prepara para regresar a su provincia natal con varias anécdotas para contar.