San Juan 8 > San Juan

La esposa del joven que murió quemado en Rawson recibirá el alta médica

La joven estuvo internada después de que un bidón con nafta explotara en el interior de su monoambiente. Su marido falleció.

La joven esposa del hombre que murió luego de una explosión le afectara el 90% de su cuerpo se encuentra a un paso de recibir el alta médica. La chica estaba junto a su marido, padre de dus hijos, cuando un bidón de nafta en cercanía con una estufa explotó en un monoambiente ubicado en Rawson.

La mujer también terminó con su cuerpo afectado y estuvo internada al menos tres días mientras la curaban, pero la peor parte se la llevó Maurico Bajinay (24) que estaba en cercanía del bidón el pasado lunes por la noche.

Te puede interesar...

Con el correr de las horas, las pericias determinaron el origen del incendio en el monoambiente del Loteo San Jorge, departamento de Rawson; un bidón de nafta quedó cerca de una estufa y el vapor que emana el hidrocarburo provocó una explosión.

Manuel Rajinay, abuelo de la víctima, explicó que Mauricio ingresó al lugar donde se desencadenó el fuego para rescatar a sus hijos que corrían peligro, y que escapó con ellos a través de una ventana.

"No sabía que era un héroe. Muchos padres abandonan a sus hijos, él dejó su vida por ellos. Se metió dentro de las llamas para rescatarlos", confesó Manuel. Por su parte, el papá de Mauricio, Roque Bajinay, comentó que cuando arribó al domicilio, tras ser alertado sobre el incendio por un grupo de vecinos, se encontró con su hijo arrodillado en la vereda y con los brazos abiertos, y a su pareja a su lado.

"Papi, me duele", le dijo Mauricio a Roque apenas lo vio. Este último, al observar que la ambulancia no llegaba al lugar, trasladó por sus propios medios a su hijo hacia el Centro de Adiestramiento René Favaloro. "Cuando llegamos a la Rotonda quise ayudarlo a bajar de la camioneta pero ya lo había hecho solo.

Esa fue la última vez que lo vi", expresó Roque Bajinay. Además, el papá de Mauricio Bajinay lo recordó como "un loco, que siempre estaba a las risas" y agradeció a todos quienes se acercaron para darle el último adiós a su hijo. "Los clientes lloran por él", afirmó.