Aborto a una víctima con retraso madurativo
Lunes 01 de Octubre de 2018

La abogada Provida: "Sólo fuimos a prestar asistencia como hacemos en todos lados"

Paola Miers, la letrada que es miembro del grupo que se opone a la legalización del aborto, expuso su versión en el programa Estudio 8. "La Justicia no nos comunicó que estamos siendo investigados", aseguró.

La abogada que es miembro de un grupo Provida, Paola Miers, quien está siendo investigada por la Justicia por una supuesta maniobra para "evitar" que se concrete un aborto no punible, habló en Estudio 8 y contó su versión. "Nosotros simplemente fuimos a preguntarle a la madre si necesita algo, si estaban bien. La mujer me contó su vida personal, la cual no voy a revelar, le prestamos asistencia. Entramos por la puerta principal. No sabíamos que se iba a practicar el aborto en ese momento y en esa situación", dijo.



La letrada detalló que se puso en conocimiento de la situación cuando la madre de la menor los contactó y que de inmediato acudieron a brindarle asistencia sin tener conocimiento de que en ese momento se iba a practicar el aborto no punible.



Al respecto de esto, tanto la abogada como el médico Antequeda insistieron en que "se estaba tramando una práctica sin registro de historia clínica, bajo el desconocimiento del personal". Miers remarcó que al ginecólogo Antequeda nunca le preguntaron si él estaba de acuerdo con realizar el legrado. Sobre esto, el médico había sido claro en decir que él no lo hubiera hecho, "porque no mataría a ninguna persona". Este punto fue expuesto porque Miers sostiene que esa es también parte de las irregularidades que se cometió siendo el ginecólogo el responsable de la práctica de esa cirugía. "Esa es parte de las irregularidades que puso en riesgo la vida de esa criatura", había remarcado el médico. "¿Alguien se preguntó por qué tanto movimiento a las 12 de la noche? ¿Había riesgo de la paciente? Nosotros no realizamos ningún aborto ni cometimos delito", dijo.


También explicaron que a las 17 de este sábado no había ninguna indicación pre quirúrgicas en la historia clínica, para aborto no punible. "La paciente no tenía indicaciones. Esas son las irregularidades que denunciamos". Con esta base, la abogada y el médico aseguraron que "nadie le dio de comer" para obstaculizar la práctica que se pretendía realizar con la menor. "Fue el servicio de alimentación quien le dio de comer porque no había indicación de lo contrario", remarcó Antequeda.


Entonces, ante este cuadro explican que fue el sector de anestesia el que se negó a realizar la práctica en la tarde. Más tarde llegaría la orden de la jefa del hospital Rawson, Beatriz Salanitro, sobre el ayuno y luego, el electrocardiograma.


Según había indicado el médico tomó conocimiento a las 22.30 del sábado 25 de agosto cuando mi compañera me comunica diciéndome que ha recibido un llamado de Salanitro, porque una paciente comenzó con genitorragia (hemorragia genital). Si una paciente que está en otro servicio, pero que por su estado de gravidez corresponde a su estado. "Se le está poniendo el foco a cosas para despistar a las verdaderas irregularidades que cometieron", sostuvieron.


Comentarios