San Juan
Lunes 17 de Septiembre de 2018

Jorge Dávila: "Después del 2002 esta es la peor crisis que tuvo la Argentina"

Un contador público visitó Estudio 8 y habló sobre la economía del país. El profesional advirtió que el dólar seguirá subiendo y explicó que el 70% del ajuste que se hará para el 2019 lo pagará la sociedad.

Mientras se aguarda que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne presente los cuatro ejes fundamentales del presupuesto 2019, en la Cámara Baja de Diputados un reconocido contador sanjuanino visitó Estudio 8 y habló sobre la economía del país. El profesional lo primero que advirtió fue que esta es la peor crisis económica después del 2002. Jorge Dávila estuvo en el piso de Canal 8 e hizo referencia a que la pérdida del valor del salario de este año fue entre el 15 y el 20%, mientras que la del 2002 rondó sobre el 30%.


"La Argentina tiene un problema y es que los sueldos son inferiores a lo que se gasta por mes. Esto no es nuevo y se venía pateando desde hace tiempo. El problema es que esto implica que en el 2019 haya un ajuste", dijo Dávila. Mientras que explicó que ese ajuste que ya fue anunciado en conferencia de prensa días atrás por el equipo económico del gobierno nacional "lo pagarán en un 70% los argentinos a pie y el 5% el Estado".


estudio 8.jpg


En cuanto al precio del dólar para las próximas semanas, el contador no fue muy optimista y explicó que "seguirá subiendo" lo que generará mayor incertidumbre y una inflación aún mayor. "El ajuste lo sentirán los asalariados, las personas que no están en blanco y los autónomos y el que tiene que ajustarse en realidad es el Estado", advirtió el profesional.


¿Qué pasa si dolarizamos?

Ante esta pregunta Jorge Dávila dijo que durante la década de los 90 se ató el peso a la moneda extranjera y generó la crisis del 2001. "Lo primero que se hizo fue echar mano a empresas estatales y luego comenzó a endeudarse", explicó Dávila.


En cuanto a las posibilidades de que las empresas inviertan en el país enfatizó que es muy difícil cuando no hay estabilidad ni credibilidad.


Comentarios