San Juan 8 > San Juan

Halloween en pandemia: en San Juan se vendió más cotillón que otros años

La festividad que tiene un fuerte toque estadounidense llegó a la Argentina con varias propuestas y controvertidas posturas al respecto. En la provincia, los vendedores de barrio tuvieron más éxito que las grandes cadenas.

Se cree que por la pandemia, la celebración del Hallowen se convirtió una excusa para quedarse en casa y compartir un momento en familia. Si bien, es una suposición de los vendedores, lo verdaderamente cierto que es hubo más ventas en negocios de barrio y pequeños mercados, que en años anteriores.

"Para que los chicos se distraigan, para que puedan hacer algo diferente", fueron alguna de las razones que los comerciantes mencionaron a sanjuan8.com.

Te puede interesar...

Desde la Cámara de Comercio, no hay números por ahora, pero se estima que las ventas fueron pronunciadas en los comercios pequeños. Las grandes cadenas que ofrecen este tipo de productos de Hallowen, como los disfraces, el cotillón etc, presentan precios un poco más elevados que las importadoras o distribuidores menores.

Sin embargo, los precios son sobresalientes. Las máscaras comunes se encuentran por encima de los $100, al igual que las guirnaldas de papel volantín. Los sombreros de bruja costaron entre $350 y $500. Los disfraces alcanzan valores cercanos a los $1.500 (dependiendo de qué disfraz).

Sin embargo, sobre este sábado, muchos comerciantes agotaron gran parte de su mercadería, según manifestaron a este medio.

Las recomendaciones en este contexto de pandemia, gira al rededor de las celebraciones en casa dejando sin efecto la acción de pedir golosinas a los vecinos. "Dulce o truco", esta vez debe ser en familia.

 Embed      

Las maratones de películas de terror que ofrecen los canales televisivos, o las app de películas y series, también son otra opción para evitar salir a la calle y exponerse al virus. Estas recomendaciones, para los que deseen recrear esta festividad pagana, que tuvo sus orígenes desvirtuados en el tiempo, y que luego se transformó en "Noche de brujas".

Para lo que no tienen afinidad con esta celebración, la misma recomendación: quedarse en casa.