San Juan 8 > San Juan > ángel

Habló el "ángel guardián" de el Wey Zapata: "Él era especial"

Sofía Moreno, fue la médica que le salvó la vida a Alberto Zapata en le noviembre del 2020. Dijo que cuando lo conoció lo amó y que espera que el tiempo le de las respuestas a la tragedia.

“Tengo un ángel de la guarda”, decía Alberto “Wey” Zapata, tras salir del hospital luego de haber sufrido un terrible accidente que le provocó la amputación de su brazo izquierdo. Ese ángel, esa segunda mamá como la llamaba, es Sofía Moreno, la médica que le brindó los primeros auxilios el 15 de noviembre del 2020 y que le permitió vivir. Este lunes, Sofía habló con Canal 8, entre lágrimas comentó que durante los meses que lo conoció lo amó y que se fue alguien de su familia.

“Nos golpeó tanto la noticia. No lo queríamos creer y con el correr de las horas asimilamos la noticia sin poder contener las lágrimas. Tenemos un dolor en el alma, era parte de nuestra familia habíamos logrado una conexión inexplicable”, comentó la profesional.

Te puede interesar...

Sofía Moreno destacó de Alberto su sonrisa, su mirada, su ángel. “Él decía que yo era su ángel guardián, pero yo ahora lo bautizo a él como el ángel guardián de todos, porque nos enseñó tanto”.

La historia de Alberto "Wey" Zapata traspasó la provincia, su fortaleza, su vida, su empuje llegó a muchas personas a nivel nacional e internacional. Su determinación de continuar la vida a pesar de la adversidad, su pasión por el deporte, su cabeza enfocada en no dejarse caer fue lo que lo caracterizó.

alberto -con el hijo de la médica.jpg

Alberto junto al hijo de Sofía

“El “Wey” nos quiso decir que se puede, que lo único que te detiene es tu cabeza y la muerte. Nunca le interesó no tener un brazo porque para él no fue impedimento. Nos quiso decir que él podía seguir con un brazo y lo iba a demostrar, por eso ahora polemizar por tener o no un brazo es innecesario. Hay que quedarse con eso que siempre contagió las ganas de vivir, él demostró que cuando se quiere, se puede”, dijo emocionada Sofía.

La médica fue vital aquel 15 de noviembre cuando pasaba por ruta 40 y vio el accidente. Interrumpió su paseo familiar para ayudar a una persona que no conocía, pero esa acción forjó una historia tan fuerte que hace que hoy Sofía Moreno sienta que murió alguien de su familia.

“Supe quién era el “Wey” después del accidente cuando me enteré que era un deportista importante. Lo amamos con el correr de los meses cuando lo conocí como persona. Es tan fuerte esta historia que todavía no termino de entender, pero él era especial y sé que el tiempo nos dará la respuesta de porque suceden las cosas” cerró emocionada Sofía Moreno.