Escherichia Coli
Miércoles 14 de Marzo de 2018

Estos son los síntomas y medidas de prevención contra la Escherichia coli

Luego de conocerse el caso de la beba que contrajo hace más de 10 días el Síndrome Urémico Hemolítico por dicha bacteria, te mostramos qué cuidados tener en cuenta para detectar y evitar la enfermedad.

Hace más de 10 días ingresó una bebé al hospital Rawson por un cuadro de gastroenteritis y a las 48 horas quedó internada en Terapia Intermedia, diagnosticada con el Síndrome Urémico Hemolítico, causado por la bacteria Escherichia coli.


Leé: Una bebé de Caucete está en Terapia Intermedia por una bacteria de la carne

Conocé cuáles son los síntomas comunes esta enfermedad:


El SUH comienza con una diarrea, generalmente con sangre. Simultáneamente, o en días siguientes, el niño empeora y se observa en él palidez generalizada, al tiempo que disminuye la eliminación de orina, se altera la función de renal, se reducen las plaquetas y comienza la anemia.


¿Tiene cura?


Es una enfermedad que se autolimita. No hay tratamiento de las causas, sólo de las consecuencias que produce, por ejemplo, mediante transfusiones de sangre, diálisis, tratamiento de la presión arterial o de las convulsiones. Es muy importante no tomar antibióticos ni antiespasmódicos en el periodo de diarrea. Por todo esto, es muy importante la prevención.


Secuelas


Es la primera causa de insuficiencia renal aguda en niños menores de 5 años, según la Sociedad Argentina de Pediatría. Puede causar la muerte o dejar secuelas para toda la vida, como insuficiencia renal crónica, hipertensión arterial y alteraciones neurológicas.


Medidas de prevención


Es muy importante para la prevención un correcto lavado de manos y de los alimentos, así como la higiene:


* Lavado de manos

–Antes de comer, procesar alimentos, luego de ir al baño, cambiar pañales o tocar carne cruda.

–Agua tibia y jabón durante 20 segundos, frotando palmas, dorso, espacio entre los dedos y brazos.

–Secarse las manos utilizando toallas.


* Higiene en la cocina

–Lavarse las manos y todos los objetos utilizados con agua caliente y jabón.

–Lavar las esponjas y los trapos adecuadamente.

–Utilizar lavandina en las tablas de madera donde se corta carne, al menos una vez por semana.

–Lavarse las manos 20 segundos antes de procesar los alimentos y luego de manipularlos. Si se trata de carne, hacerlo con agua bien caliente, y lavar los elementos que han estado en contacto.

–No utilizar los mismos cubiertos para la carne cruda y cocida.

–No procesar juntos los alimentos que son de riesgo, como la carne vacuna con aquellos de mínimo riesgo como el pollo.

–Lavar las frutas y verduras con agua potable. De no ser posible, agregar dos gotas de lavandina por litro de agua y esperar 30 minutos antes de utilizarla.


* Modos de cocción

–Cocinar con temperatura superior a 70 grados.

–Asegurarse siempre de que la carne no sea jugosa ni esté rosada o roja en el centro y de que la temperatura de cocción haya llegado a los 70 grados.

–Cocinar bien la carne picada (el suero que libera al cocinarse debe ser transparente).

–Si la carne está congelada, el tiempo de cocción es mayor.


(Fuente: Fundación Ciro de Santandina)


Comentarios