San Juan
Martes 09 de Octubre de 2018

Ensanche de Ignacio de la Roza: el 30 de octubre habilitarán dos tramos

Así lo aseguró el director de Vialidad Provincial, Juan Manuel Magariños. Esperan culminar con la totalidad de la obra en el primer trimestre de 2019.

/// Por Bárbara Ardanaz


La ambiciosa obra de ensanche de la avenida Ignacio de la Roza (RP12) que permitirá descomprimir el tránsito de Capital y Rivadavia, será liberada por partes en las próximas semanas. Se estima que el 30 de octubre estén en condiciones de habilitar dos tramos, según adelantó a sanjuan8.com el director de Vialidad Provincial, Juan Manuel Magariños.

Los primeros dos tramos que liberarían al tránsito vehicular son desde Paula A. de Sarmiento hasta calle Del Bono y desde Hermógenes Ruiz hasta Esteban Echeverría, según informó el funcionario. Además, están trabajando a contrarreloj para barajar la posibilidad de abrir, junto con los otros dos, una tercera parte desde Esteban Echeverría hasta Soler, lo que completaría en un 80% los tramos totales habilitados.


Se trata de tres trochas con doble sentido de circulación que ocuparán la mitad de la calzada. En la vía restante, continuarán las tareas de ampliación y estará reservado para la circulación de las maquinarias. Esperan culminar con la totalidad de la obra en el primer trimestre de 2019, según explicó Magariños.


Esta compleja ampliación, que da trabajo a más de 200 personas de forma directa y cerca de 400 indirectamente, que tiene origen en junio de 2017 con el desarrollo de los proyectos ejecutivos, comenzó desde este año con las primeras obras sobre el terreno. Esto es porque no solamente es una obra vial, sino que implica el paso y soterramiento de diversos servicios como las cloacas, agua, gas, electricidad, telefonía (fibra óptica), baja tensión para el control de la semaforización inteligente y televisión por cable.


"Son en total 60 kilómetros de cañerías en 2 kilómetros de longitud, distribuidas en baterías de caños dispuestas en bloques o en forma paralela, cada una a diferentes profundidades para que los servicios no tengan interferencia entre ellos", destacó el funcionario.


Anteriormente, la avenida contaba con un carril y medio por mano, y ahora pasará a tener seis en total con esta obra. Además, todos los cables estarán soterrados, lo que modificará el ingreso de las viviendas que dan a este tramo de Ignacio de la Roza con la eliminación de las pilastras o palos que los sostenían.


Este inmenso trabajo de soterramiento de servicios (empresas que la vieron como la posibilidad de ampliar sus instalaciones para demandas futuras) sumado a las expropiaciones de los frentes o terrenos por los que atravesaba la línea de construcción (que tenían problemas de sucesiones) demoró los tiempos previstos en un principio. Sin embargo, se espera que antes de fin de año, quede habilitado el tramo desde Paula A. de Sarmiento hasta San Miguel, en media calzada con doble sentido de circulación.

Comentarios