"
San Juan 8 > San Juan > endoterapia vegetal

Endoterapia Vegetal: se aplicaron 300 dosis para potenciar el arbolado

Capital ejecutó la 3° etapa de este tratamiento que inyecta bioestimulantes directamente en el interior de los árboles.

Este fin de semana en Plaza Laprida, Plaza 25 de Mayo y Plaza Almirante Brown de Trinidad continuó el tratamiento que lleva adelante la Municipalidad de Capital para potenciar el arbolado público. Se trata de la técnica de Endoterapia Vegetal, que comenzó a implementarse en las tipas de calle Laprida y plátanos de calle Catamarca, donde demostró excelentes resultados. Esos ejemplares desde la década del 80 padecían una peste que generaba una suerte de pegamento oscuro que expulsaba el árbol afectado. Se erradicó con esta técnica que consiste en inyectar productos fitosanitarios directamente en el interior del tronco.

Ahora esta moderna técnica se vuelve a utilizar en plazas. Para ello los especialistas ejecutaron la tercera etapa de un tratamiento con bioestimulantes, a base de aminoácidos y con macro y micronutrientes. También se le agregó hormonas para estimular el crecimiento y la regeneración de raíces. Con esto se apunta a que las plantas aprovechen bien el riego y retomen su crecimiento normal.

El equipo trabajó durante los días viernes, sábado y domingo en las plazas mencionadas donde aplicaron 300 dosis. En una cuarta etapa se reforzará con 400 dosis.

Te puede interesar...

La técnica

La técnica Endoplant es un método nuevo de tratamientos sanitarios y nutricionales de plantas leñosas que ya se aplica con éxito en las principales ciudades de España. Capital es el primer muncipio argentino en haberlo implementado.

Cada inyección se realiza mediante una perforación de un diámetro de 7 mm y una profundidad de 5 a 6 cm (descontando la corteza) en la que se coloca un catéter que actúa de sello de la perforación y permite la entrada de la aguja inyectora del equipo de inyección y luego de finalizada esta, el catéter es cerrado.

Sus principales ventajas son:

• Método totalmente respetuoso del ambiente.

• Sin rociado de pesticidas o sustancias peligrosas, lo que permite trabajar puntualmente en el ejemplar, sin comprometer el ambiente o el entorno residencial.

• Gran independencia de los factores climáticos que restringen las pulverizaciones (viento, lluvia).

• Mayor eficiencia por ahorro de productos: se usa una dosis pequeña y uniforme de precisión.

• Consumo escaso o nulo de agua.

• Tratamiento sin ruidos ni molestias para habitantes del entorno.

• Gran residualidad: el producto dura de 6 a 12 meses.