San Juan
Sábado 16 de Diciembre de 2017

"En las familias en donde hay un hijo adicto, el papá está ausente y se mantiene a un costado"

///Marcela V. Silva


El consumo de drogas legales e ilegales en San Juan ha crecido considerablemente en los últimos años, por eso desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Social se creó la dirección de Abordaje de Adicciones en la cual a un año de su creación se han atendido a 31 jóvenes que venían con consumos que superaban en muchos años los cinco años y se encuentran actualmente en algún centro terapéutico y a 318 consultas que se recibieron en los 19 municipios.

Raúl Ontiveros, a cargo de esa dirección, habló con sanjuan8.com y detalló cuáles son las drogas que más se consumen en la provincia y mencionó los factores que determinan que una persona se incline hacia este mundo, que en un principio, según comentó el psicólogo te hace creer que estás en el paraíso, pero que luego vivís en un infierno del cual es difícil salir sin tratamiento y es necesario una familia o amigos que contengan y acompañen.

- ¿A un año y un mes de la creación de la dirección Integral de Abordaje de Adicciones cuál es el balance que hace?

-Hace once meses que el gobernador Sergio Uñac firmó un decreto para la creación de esta dirección, que antes estaba como un área de la Dirección de Niñez. Ahora se jerarquizó y se le da la verdadera importancia. Las actividades en este tiempo fueron maravillosas y la gente fue quien marcó nuestro rumbo de acuerdo a sus necesidades.

- ¿Cuáles son los pilares de trabajo que tiene la Dirección?

-Los pilares fundamentales sobre los cuales trabajamos son dos: la prevención y la asistencia.

En cuanto a la prevención hemos municipalizado y creado los UMAA –Unidades Municipales de Atención de Adiciones, y esto permite que una persona que vive en Calingasta o Valle Fértil puede hacerse atender en su lugar y no tenga que viajar hasta la Ciudad.

Y por otro lado hemos salido a la calle, y esto que parece ser una frase bonita tiene que ver con la política de territorialidad, y con el cambio de mirada y el abordaje de los casos. La idea es ir al territorio generando actividades desde de la prevención, a través de los talleres de los cuales salen entre cinco y diez consultas.

- ¿Puntualmente en qué consisten los UMAA?

-Se trata de una dupla profesional de un trabajador social y un psicólogo que generan actividades culturales y deportivas. Además, captan las consultas comunitarias que atienden a chicas y chicos con problemas de adicciones de cada municipio.

- ¿Estas consultas comunitarias en qué consisten?

-Hay consultas de sospechas de consumo que a los dos segundos te das cuentas que se trata de una situación grave y en otros en donde directamente la mamá lo encontró con la droga. En estos casos es fundamental la madre, porque es las que suele estar más presente y es importante aclarar que en las familias en donde hay un hijo adicto, el papá está ausente y se mantiene a un costado, en la periférica.

- En cuanto a las estadísticas que han logrado tomar este año ¿Cuáles son los resultados?

-Es muy importante contar con datos certeros y al comenzar a medir nos llevamos varias sorpresas. Este año se registró el triple de consultas y esto no significa que haya más droga, ya que hay jóvenes que llevan consumiendo entre tres y cinco años. Las consultas aumentaron en un 300%.

- ¿Qué tipos de drogas prevalecen en los jóvenes?

-En el 100% de los casos el consumo tiene que ver con el alcohol. Este tipo de droga es muy peligrosa y se encuentra diseminada en el ambiente infantojuvenil. Hay consultas de chiquitos desde 10 años con borracheras durante los fines de semana.

- ¿Cómo es posible que un nene de 10 años pueda emborracharse y sus padres no lo adviertan?

-Hay que tener en cuenta que hablamos de ámbitos familiares donde lo permiten y en ocasiones lo promocionan a través del chiste. Algunas familias ven gracioso o cool el consumo de alcohol y este es un terreno cedido por los padres.

-Antes el adolescente salía de su casa y en el boliche tomaba, en la actualidad hay un fenómeno que se puso de moda y tiene que ver con la famosa "previa" que la hacen en casa; en donde el alcohol es comprado con el dinero de los padres y el joven toma tanto adentro y como afuera de la casa.

- ¿Es posible que en una familia de comunicación, afectuosa y puesta de límites haya un hijo adicto?

-En 25 años de trabajo en clínica en adiciones he visto familias con límites, comunicación asertiva y hay razones que tienen que ver con la genética, el ambiente o con el desarrollo de la autoestima y no saber posicionarse en un grupo que hace que un joven pueda caer en el consumo.

Uno puede vacunarlos, alimentarlo y cuidarlos y es probable que salga y se resfrié. Pero si no lo alimento, no le pongo vacunas y vive situaciones desagradables habrá más posibilidades. Siempre hay que prevenir.

- En cuanto a las drogas ilegales ¿Cuál de ellas prevalece más en San Juan?

-La marihuana es la droga ilegal que más se consume, aunque cada vez más hay casos en donde aparece la cocaína. En los años 90 era común ver a chicos de 25 años consumiendo esta droga, pero en la actualidad hay adolescentes que con 15 años ya se drogan.

Hoy se puede acceder a cualquier tipo de droga y la accesibilidad que tienen los chicos permite que en menos de 24 horas puedan conseguir a alguien que se las facilite.

- ¿Quiénes consumen más hombres o mujeres?

-Tenemos un 80% de hombres consumidores respecto a un 20% de mujeres. Esta estadística requiere de una investigación fina por un profesional especializado. Pero los padres llegan más por un hijo, que por una hija y es una situación que merece un análisis.

Es importante aclarar que una chica tirada, alcoholizada y sola en la calle tiene mucho que perder, el hombre también, pero la mujer más porque puede ser abusada.

- ¿Dónde se puede pedir ayuda en el caso de contar con algún cercano adicto?

-Se puede recurrir al centro San Benito, ubicado en calle San Francisco del Monte 189 Oeste, o en cada municipalidad UMAA donde hay dos profesionales atendiendo consultas para talleres como para casos de consumo.

Comentarios