San Juan
Lunes 08 de Enero de 2018

En 2017, hubo 600% más de conductores inhabilitados

Es en relación a 2016 y representan 1.500. El alcohol y el exceso de velocidad, entre las causas principales.

No sólo el aumento de las muertes el año pasado en siniestros viales grafican la imprudencia de los sanjuaninos al volante. Los datos oficiales indican, entre otras cosas, que la cantidad de inhabilitados creció el año pasado un 600 por ciento, que hay colectiveros que hablan por celular como si nada mientras manejan y que muchos accidentados fallecieron solos, por negligencia propia.

Hace poco, el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, reiteró que en los sanjuaninos es una costumbre no cumplir las normas de tránsito. Los números del Observatorio de Seguridad y Movilidad Vial le dan la razón. Aunque el valor de las multas aumentó y los controles policiales y de Gendarmería en las calles y rutas también, las transgresiones no ceden y los resultados saltan a la vista: en 2017 murieron 120 personas más que el año anterior, es decir un aumento de 13,2 por ciento (14 víctimas más).

Además de que relevamientos propios realizados por Canal 8 en el microcentro muestran, por ejemplo, que es habitual el exceso de velocidad en una zona atestada de gente, pasar el semáforo en rojo, o que las motos aceleren y hagan zigzag entre los autos. Hay cifras oficiales incontrastables.

El organismo que se dedica a las estadísticas determinó que el año que se fue tuvo 1.500 conductores inhabilitados por cometer distintas infracciones de tránsito, lo que representa un exponencial incremento del 600 por ciento. Son castigados con el pago de una multa y se les retiene el carnet por un tiempo determinado, de acuerdo a la falta cometida y los antecedentes.

Todo esto, sin contar el dato más revelador. Como en el resto del país, los informes de los peritos que intervienen en los siniestros viales con fatalidades dicen que el 90 por ciento fue por negligencia (el otro 10 es por caminos en mal estados o fallas del vehículo). Ya sea por apretar de más el acelerador, no respetar la derecha, no dar paso en una rotonda, sobrepasar en una zona prohibida, etc, etc. Es decir, el problema no son los controles del Estado, son los propios conductores. Y más, cuando todos saben a la perfección cuáles son las normas de tránsito desde el momento mismo en que obtuvieron la habilitación para manejar..

El año 2017 estuvo signado por varios accidentes protagonizados por colectivos y muchos de ellos, con un saldo fatal. Sin poder atribuirles en todos los casos las siguientes causas, el Observatorio de Seguridad y Movilidad Vial consigna en su informe que "la mayor cantidad de multas fue por la utilización de celular y auriculares por parte de los choferes, por no tener carnet profesional o por poseer uno adulterado. Llamado de atención no sólo a los colectiveros, sino también a los dueños de las empresas que deberían ejercer un permanente control de sus empleados a través de inspectores propios.

Otra cifra significativa es la gran incidencia del alcohol en los mal llamados accidentes. Los especialistas aseguran que un indicador de eso es que gran parte de los siniestros con muertos se dan los sábados, domingos y lunes entre las 6 y las 8 horas, es decir, cuando los jóvenes salen de los boliches, de alguna fiesta privada o de un juntada con sus amigos para intentar volver a sus casas.

Tal es el nivel y las ansias de transgresión, que es conocido cómo se filtran vía whatsapp de antemano entre los conductores dónde estará ubicado cada operativo policial. El objetivo, esquivarlos a cualquier precio para no correr el riesgo de tener que soplar la pipeta y quedar detenidos y con el vehículo radiado.

También llama la atención de los especialistas que en un 28 por ciento de choques con fallecidos no estuvo involucrado otro vehículo. Es decir, se mataron solos. Y las pericias revelan que en la mayoría de esos casos no fue porque la calle estuviera rota o por una falla mecánica o el reventón de una cubierta.

Comentarios