San Juan
Viernes 25 de Octubre de 2019

En 14 meses, los supermercados sanjuaninos perdieron el 45% de sus ventas

Desde agosto del 2018 hasta octubre de este año hubo una caída considerable que hizo que se perdiera el poder de compra. La Cámara de Supermercados afirma que en los últimos dos meses hubo cierta estabilidad y desde Amas de Casa expresaron que el yogurt y la carne fue lo que más se dejó de consumir.

La Canasta Básica Total (CBT), que define el nivel de pobreza, aumentó 5,4% en septiembre respecto de agosto, y alcanzó un costo de $ 34.784,75 para una familia tipo, informó el INDEC y mientras se conocía que la actividad económica había caído cerca del 4%, se supo que en San Juan los supermercados en 14 meses perdieron el 45% de sus ventas.


Mario Gee, de la Cámara de Supermercados de la provincia, explicó a sanjuan8.com que desde agosto del 2018 hasta octubre de este año hubo una pérdida de ventas que casi alcanza el 50%. De todos modos, el supermercadista afirmó que desde septiembre hay cierta estabilidad en las compras que se registran en los comercios locales. "No ha mejorado, pero se ha mantenido", dijo Gee.


Respecto a los productos que se dejaron de comprar explicó que la disminución fue a nivel general y aclaró que cuando empieza el mes se vende un poco de todo. En contraposición a esto desde la Asociación de Amas de Casas filial San Juan dijeron que lo que más subió fueron la leche y sus derivados y en esa misma línea aclararon que también fue lo que más se dejó de consumir.


Según la valoración oficial, las canastas Total y Alimentaria subieron igual en el acumulado a septiembre, un 36,4%, también por debajo del aumento de precios minoristas en ese período que fue del 37,7%, según el INDEC. En los últimos doce meses, la Total aumentó 54,2% y la Alimentaria 53,6%, y ambas se encuentran casi en línea con el nivel de inflación en ese período, que fue del 53,5%.


De esta manera, una familia tipo, conformada por dos adultos y dos niños, necesitó casi $ 14.000 por mes para comprar todos los alimentos y no caer debajo de la línea de indigencia. A su vez, cuando se suman otros bienes y servicios básicos, ese mismo núcleo familiar precisó casi $ 35.000 para no ser pobre.


Los últimos datos de pobreza, con datos al primer semestre de este año, evidencian que un 35,4% de los argentinos no llegan a cubrir la canasta básica total y, por lo tanto, caen debajo de la línea de pobreza.

Comentarios