San Juan
Jueves 05 de Abril de 2018

El oficialismo ya tiene aval legal para adelantar las elecciones al primer semestre de 2019

Diputados aprobó la reforma del Código Electoral y si el Ejecutivo provincial lo decide, podrá hacer los comicios varios meses antes que la Nación.


Por 24 votos a 10, los diputados provinciales convirtieron en ley este jueves el proyecto que mandó el Ejecutivo para modificar los plazos electorales y abrir la puerta a un eventual adelantamiento de los comicios del año que viene. Aunque en el Gobierno no lo dan por hecho públicamente, la reforma le permite a San Juan separarse de las elecciones nacionales que se harán entre agosto y octubre y hacer las propias en el primer semestre.

Como trascendió ayer, el proyecto ingresó a la Legislatura hoy a primera hora y fue tratado sobre tablas. Tras varias horas de debate, el PJ se impuso en la votación y aprobó los términos de la iniciativa que modifica dos artículos del Código Electoral provincial.

Los antiguos plazos le daban un margen muy acotado a la provincia para hacer las elecciones en una fecha distinta a las nacionales. Con la modificación, quedó habilitada a diferenciarse con bastante antelación.

Las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de la Nación serán el 11 de agosto y las generales, el 27 de octubre. Con el viejo Código Electoral, San Juan podía separarse apenas unos meses y las generales locales casi que se habrían hecho al mismo tiempo que las primarias nacionales.

Según el texto aprobado por los diputados, la general se podrá celebrar entre 60 y 200 días antes de finalizar el mandato en diciembre, mientras que las PASO deben hacerse con una antelación de 60 a 120 días de la general. Con esos plazos queda abierta la posibilidad de realizar los comicios locales durante el primer semestre, es decir bien lejos de los nacionales.

Si la administración uñaquista se inclina por adelantar, coincidiría con la estrategia que podrían poner en práctica otras provincias dirigidas por peronistas. Esto es, desdoblar las elecciones para que los votantes se concentren en los candidatos y cargos locales y evitar influencias que puedan resultar de la disputa por la Casa Rosada.
El Gobierno todavía no ha anunciado nada oficialmente. Pero algunos de sus funcionarios confiesan que están barajando que las PASO sean en abril y las generales en junio.

El oficialismo avanzó rápido con la reforma y propuso que el proyecto fuera tratado de inmediato, porque se le agotaban los tiempos. El motivo es que hay una ley que prohíbe modificar los términos electorales 18 meses antes de los comicios y tomando como referencia las generales nacionales que se harán en octubre de 2019, tenía tiempo hasta este mes para retocar el Código Electoral.

Comentarios