Tragedia en Mendoza
Sábado 17 de Febrero de 2018

El martes el chofer de TurBus que provocó la muerte de 19 personas será sentenciado

El 18 de febrero de 2017 un colectivo de la empresa chilena volcaba en la ruta 7, con 40 pasajeros que viajaban a Viña del Mar. Entre los fallecidos hubo tres sanjuaninos y tres niños pelearon por su vida. A un año de aquella tragedia reviví los hechos en esta nota.

/// Por Gabriela Varas

El 18 de febrero de 2017 marcó un antes y un después para los sobrevivientes de la tragedia de Los Horcones. Cerca de la 1 de la madrugada un colectivo de la empresa chilena TurBus volcó en la ruta nacional 7 en el kilómetro 1.223 del corredor internacional que une Argentina con Chile, en la zona conocida como Curva de Yeso. En total 19 personas perdieron la vida, entre ellas tres sanjuaninos: Eliana Oro, Fernanda Sánchez y Roberto Olivera. Jorge Maldonado y su hijo Liam, junto a sus sobrinos Dilan y Thiago son los testigos de aquel fatídico accidente.

Aquella noche la mayoría de los 40 pasajeros que viajaban en el colectivo iban durmiendo. Ya habían notado que el chofer venía a alta velocidad y más de uno le había llamado la atención, pero no obtuvieron respuesta alguna. Finalmente al llegar al kilómetro 1.223 la unidad volcó. Después de dar varios tumbos quedó a un costado de la ruta y el panorama fue desolador.

Los gritos de angustia y dolor se mezclaban entre las personas que quedaron atrapadas y aquellas que buscaban a sus seres queridos. Jorge Maldonado fue el único de los sanjuaninos que quedó adentro de la unidad. Una vez que pudo salir, encontró el cuerpo de su prima Fernanda Sánchez y su marido Roberto Olivera, afortunadamente los niños del matrimonio estaban con vida. Él encontró a su hijo Liam, pero nunca halló a su mujer Eliana Oro.

Los 40 pasajeros que viajaban a bordo sufrieron heridas de diversa consideración. Según informaron fuentes oficiales, al menos 16 pasajeros fallecieron en el lugar. A las 8.30 Gendarmería Nacional confirmó que se había constatado el deceso de otros tres pasajeros, lo que elevó a 19 el número de víctimas fatales.

Desde la madrugada el Ejército argentino, Gendarmería Nacional, la Policía de Mendoza y 9 ambulancias trabajaron en el lugar trasladando a los heridos a Uspallata y a la capital provincial, según la gravedad de los casos.

Finalmente los restos de las víctimas fatales fueron trasladados cerca de las 15, del sábado hasta el edificio del Cuerpo Médico Forense de Mendoza para ser reconocidos por sus familiares. Recién pasadas las 21, el padre de Eliana Oro pudo ingresar al lugar y reconoció el cuerpo de su hija.

A esa altura los tres niños sanjuaninos eran asistidos en el hospital Notti. Liam Maldonado, presentaba el mayor cuadro de gravedad. Tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, sufrió heridas en un ojo, en una de sus orejas e importantes cortes en su rostro. Su estado de salud era grave. Dilan Olivera, de dos años, sufrió politraumatismo de cráneo moderado y múltiples fracturas. Su hermano Thiago, de 4 años, padeció traumatismo de cráneo con fractura parietal, fractura de miembros inferiores y múltiples escoriaciones, fue intervenido quirúrgicamente.

Mientras Francisco Sanhueza, había quedado detenido y era acusado de homicidio simple con dolo eventual. El exceso de velocidad fue lo que originó la tragedia. Las pericias determinaron que el chofer del colectivo tomó una curva peligrosa a unos 100 kilómetros por hora y nunca apretó los frenos.

Los días después

Los cuerpos de los tres sanjuaninos llegaron a la provincia el domingo por la noche y fueron sepultados el lunes 20 de febrero.

Con el correr de los días el dolor por las perdidas iban cambiando a la alegría de saber que los niños mejoraban. Finalmente una semana después de la tragedia Dilan y Thiago Olivera regresaron a casa, bajo el cuidado de su abuela y su tío maternos. En tanto Liam Maldondado volvió a su tierra natal el 6 de marzo. Todos continuaron con su recuperación en el hospital Rawson

Comenzó el juicio

A tres días de cumplirse un año de la tragedia de Horcones comenzó el juicio contra el chofer Francisco Sanhueza. El 16 de febrero los testigos que sobrevivieron relataron lo vivido aquel día.

Este viernes el chofer hizo uso de su derecho a declarar. Insistió en su versión de que fue "encandilado por lo menos por dos autos" y perdió "el sentido de la ruta". Durante 51 minutos explicó su punto de vista y terminó pidiendo perdón, "Espero que me perdonen algún día, cometí un error y pido disculpas".

La acusación contra el chofer chileno tiene una condena de 8 a 25 años de prisión. Penas que para las familias de las víctimas son demasiado bajas, teniendo en cuenta que murieron 19 personas. La 8va Cámara del Crimen, compuesta por los jueces Juan Miguel, Ramiro Salinas y Luis Correa Llano, decidió un cuarto intermedio hasta el martes que viene a las 8.30. En esa jornada, se especula, tendrán lugar los alegatos de las partes y la sentencia.

Comentarios