En Terapia por hacer electrofitness
Viernes 27 de Octubre de 2017

El lugar de electrofitness al que asistió la joven que terminó en Terapia no tiene habilitación de Salud Pública

Desde el Ministerio informaron que no hay registro alguno del gimnasio en donde el lunes una joven de 23 años fue a realizar una clase de prueba y tres días después terminó peleando por su vida. El salón, ubicado en Capital, amaneció cerrado.

El lugar de electrofitness al que asistió la joven que luego terminó en Terapia no tiene la habilitación de Salud Pública. Las cámaras de Noticiero 8 fueron al salón, pero se encontró con que estaba cerrado.

Desde el ministerio indicaron que el espacio no está registrado ni como gimnasio, ni como centro de estética.

La polémica surgió después que saliera a luz el caso de Victoria Gómez, quien el lunes fue a probar una clase de electrofitness y ahora pelea por su vida. La rutina que le hicieron aparentemente fue tan fuerte que la joven sufrió una descompensación general por el exceso de potencia.

Lea:Una joven de 23 años fue a probar una clase de electrofitness y terminó en terapia intensiva

Ella realizó una rutina de 20 minutos, equivalente a tres horas de gimnasio, en la que cada un periodo determinado iban aumentando la potencia de los electrodos.

El martes la joven amaneció con dolores que la familia creyó eran típicos de la ejercitación. Pero algo les llamó la atención y es que comenzó a orinar de color marrón oscuro.

El desenlace ocurrió el miércoles, cuando el cuerpo de Victoria quedó inmóvil. Las piernas no le respondían, estaban inflamadas y duras, al punto que no podía mover ni los dedos de los pies. La familia se asesoró con un kinesiólogo que les recomendó llevarla a una clínica privada. Allí le hicieron análisis de sangre y orina y los resultados fueron alarmantes. La joven quedó internada recibiendo suero y antiflamatorios.

El diagnóstico que le dieron a la familia Gómez fue exceso de potencia en los ejercicios.

Con el correr de las horas el cuadro de Victoria no mejoró. Los niveles no se estabilizaban y los dolores eran cada vez más intensos al punto que comenzaron a inyectarle morfina.

"Los médicos nos dijeron que si nos demorábamos en traerla no estaría viva. Ahora tenemos que esperar que en las próximas horas haga efecto el tratamiento porque de lo contrario deberá dializarse", contó a sanjuan8.com su hermano Gonzalo.

A raíz de la gravedad del cuadro los médicos decidieron trasladarla a Terapia Intensiva para tener un monitoreo seguro.En base a la evolución de la joven se conocerán cuáles fueron las secuelas que le dejará el electrofitness.


Comentarios