Dominico de San Juan alejado de los niños
Miércoles 08 de Noviembre de 2017

El fray Pablo Condrac defendió a Lenzi y señaló que "no es un delincuente"

El Prior del convento de los dominicos argumentó que se tomó la decisión de apartar al fray acusado de "incumplir el código de conducta del colegio Newman" de las actividades con menores, por prevención. Será hasta tanto se determine qué fue lo que pasó.

El prior del convento de la comunidad dominica en San Juan defendió al sacerdote que fue separado de su cargo luego de ser acusado de "incumplir el código de conducta del colegio Newman". El fray aseguró que su compañero "no es un delincuente" porque no hay denuncias contra él, ni se ha probado ningún delito. Condrac explicó que la decisión de apartarlo de las tareas que pueda desempeñar Luis Lenzi con niños fue por prevención y hasta tanto se determiné qué fue lo que pasó.

"No es fácil ni deseado lo que estamos viviendo. Sin embargo frente a los hechos por lo que se investiga al fray Luis es que decidimos apartarlo de sus trabajos con menores" señaló. Asimismo detalló que es posible que se haya malinterpretado la conducta del sacerdote, debido a que es muy afectuoso con los chicos y siempre tiene muestras de cariño para con ellos.

Según se informó Luis Lenzi se tomó unos días para descansar y para asimilar lo que está sucediendo, debido a que, por lo que dicen las personas más cercanas a él, está muy dolido y pidió que recen por él.

Luego de que se investigue y determine qué es lo que pasó en el colegio Newman, la orden de los dominicos tomará una decisión definitiva sobre el destino del sacerdote involucrado en este hecho.

Cómo es el Colegio Newman al que asistió el presidente Mauricio Macri

El colegio Cardenal Newman situado en Boulogne, San Isidro, en la calle Eliseo Reclus 1133, es un establecimiento privado, de varones, laico (con orientación religiosa-católica), bilingüe (inglés), de jornada completa obligatoria. Brinda educación en los 3 niveles: inicial, primaria y secundaria.


Es una institución elitista y con aranceles bien elevados. Su proyecto pedagógico se encuentra basado en una orientación católica, centrada en la vivencia de la Fe, la formación cristiana y la solidaridad con los que menos tienen.


La historia cuenta que los Hermanos Cristianos (Christian Brothers), llegaron al país en 1947, llamados por la autoridad eclesiástica de la Arquidiócesis de Buenos Aires con la misión de fundar una institución educativa católica y bilingüe para varones. Se decidieron por el colegio de La Misericordia, en la avenida Belgrano 1548. Allí, el Colegio Cardenal Newman inicia formalmente sus actividades en marzo de 1948, funcionando a pleno su sección primaria, en castellano por la mañana y en inglés por la tarde a cargo de los Hermanos. Ese mismo año inició sus actividades la sección secundaria con el Plan Bachillerato Nacional.


El prestigio ganado por la institución en los ambientes católicos de la Capital Federal, se reflejó rápidamente en la matrícula de alumnos y en las numerosas actividades educativas y deportivas propuestas por el Colegio. Con el pasar del tiempo, las instalaciones resultaban insuficientes, y el lugar céntrico, inapropiado.


Hoy en el predio de San Isidro cuenta con 36 aulas, amplios laboratorios para Física, Química, Biología y Ciencias, dotados del material necesario, informatizados y conectados a Intranet e Internet; tres laboratorios de computación, conectados en red y con acceso individual a Internet; Talleres de Tecnología y Robótica; aulas de música y plástica; taller de radio y video, con facilidades para propagar programas de radio hacia el interior y el exterior del colegio y para la producción y edición de video; sala insonorizada para conjunto instrumental; dos amplias bibliotecas, con videoteca, mapoteca y conexiones a la red interna e Internet, y dotadas de más de 7000 volúmenes.


Se abonan 10 cuotas mensuales + matrícula de reinscripción.

Inicial: desde $ 9.600 hasta $ 12.200 (Kinder 5-doble jornada)

Primaria: desde $ 13.500 hasta $ 14.700

Secundaria: desde $ 15.900 hasta $ 18.200


El recuerdo de el presidente


En el libro La educación de los que influyen, de Luciana Vázquez (Ed. Sudamericana), Mauricio Macri reconoce que sus años como alumno del colegio Cardenal Newman lo marcaron: "No por el nivel académico, que en mi época era muy flojo, aunque ahora ha mejorado un poco, sino por la forma de la educación. Un colegio con una disciplina muy severa. Con curas que tenían mucha personalidad. Y el estilo de conducción de los curas unía a los alumnos. Se unían para protegerse. Eso te generaba unas amistades muy sólidas. Tengo muchos amigos del colegio. La parte académica no era la mejor, pero lo demás compensaba".

Comentarios