San Juan
Sábado 24 de Agosto de 2019

El emotivo reencuentro de los hermanos Sánchez 48 años después de ser separados

Sonia, Ana Marcela y Héctor se vieron las caras por última vez cuando tenían entre 7 y 9 años. Este viernes, Ana arribó a San Juan desde España y los tres se fundieron en un abrazo eterno.


Sonia, Ana Marcela y Héctor Sánchez tuvieron una nueva oportunidad luego de 48 años de no verse las caras personalmente. Los hermanos separados cuando apenas tenían entre 7 y 9 años, se reencontraron este viernes y pudieron fundirse en un emotivo abrazo eterno.


Leé: Los separaron cuando eran niños y 48 años después volverán a fundirse en un abrazo

Pasado el mediodía de ayer, Ana Marcela, que vive en España, arribó en el aeropuerto Domingo F. Sarmiento. Allí Sonia y Héctor la abrazaron apenas la vieron y las lágrimas fueron inevitables en un momento tan conmovedor.


Embed

"Después de muchos años vuelvo a esta tierra. Fui arrancada de este sitio y las raíces vuelven a crecer, es algo que vuelve a vivir. Se cierra una página de nuestra historia y se abre un nuevo libro que vamos a escribir juntos", expresó Ana Marcela, con una sonrisa radiante, ante la cámara de Canal 8. Y agregó que no recordaba en detalle a sus hermanos, pero una situación le quedó marcada en su vida: "Una vez que mi madre, Ana María, fue a verme a la Escuela Hogar -no recuerdo su rostro- me dijo adiós y yo le insistí que no me deje. Me tiré al suelo a llorar. El abandono es muy fuerte, toda la vida sentí que me faltaba algo. Con el tiempo entendí que debía perdonar y cuando lo decidí, algo cambió en mi interior. Ahí me dije que tenía que encontrarlos".


hermanos 48 años.jpg


Con la voz entrecortada, Héctor dijo que este reencuentro "es una alegría inmensa, se me desborda el corazón. Ahora todo el pasado queda atrás y es comenzar de nuevo". En tanto que Sonia expresó, con los ojos vidriosos, "al ser yo la mayor, sentí que a ella –Ana- me la arrancaron y fue un dolor muy grande llevar este peso durante tantos años, ha sido muy triste. Pero hoy se termina, a empezar una nueva vida. Ya está acá, ¡qué más puedo pedir!".


Es apenas la primera hoja de un libro que van a escribir juntos, los tres hermanos, tras vivir casi medio siglo separados y hoy reencontrarse para profundizar la relación y disfrutar el calor de la familia.


Comentarios