San Juan 8 > San Juan > avión

El avión sanitario de San Juan viajó a EE.UU. para hacer un service

El director de Aeronáutica, Mario Aubone, explicó que el avión fue llevado a Estados Unidos para hacer un mantenimiento técnico.

El avión sanitario de San Juan viajó a Estados Unidos, donde está la fábrica de origen, para realizar un mantenimiento técnico. Se trata del Lear Jet 75, fabricado en 2013 en el país norteamericano.

En este contexto, el director de Aeronáutica, Mario Aubone, comentó a Canal 8 que este service “fue programado a fines del año pasado para hacer el mantenimiento del tren de aterrizaje”. El avión está en estos momentos “en el taller de Bombardier, en Fort Lauderdale, Florida”. Y agregó que “es el único lugar donde se hacen en Estados Unidos de manera eficaz y rápida, porque hay otros centros pero son más caros y los tiempos se dilatan”. Según manifestó Aubone, “el costo del mantenimiento es de 62 mil dólares y no es muy caro, considerando que todo en aeronáutica (repuestos, etc.), tiene precio en moneda extranjera”.

Te puede interesar...

Con turno fijado para el 2 de agosto, el avión sanitario partió de San Juan el 31 de julio y en el recorrido hizo dos escalas para cargar combustible, en Guayaquil y en Panamá. El destino fue Fort Lauderdale – Hollywood (EE.UU.), donde está el taller oficial de la fábrica. “Se eligió esa ruta porque es la más directa y segura”, destacó.

Características técnicas del Lear 75

A diferencia del avión sanitario, el Lear 75 permite despegar en pistas con temperatura ambiente de 40 grados sin necesidad de reducir cargas le otorga mayor agilidad para alcanzar niveles Superiores de vuelo y de ese modo sortear frentes de tormenta que se puedan encontrar en ruta posee una autonomía de vuelo de 3700 kilómetros.

Ha sido seleccionada en el mercado por su estado general y nivel de mantenimiento.

Permite la instalación de dos camillas de manera simultánea, energizadas y con el mayor confort para el o los pacientes con climatización previa antes del ingreso a la cabina, mediante su sistema autónomo. Posee además una puerta de acceso más ancha a la cabina que facilita el ingreso a los pacientes.

Se accede a tecnología de punta totalmente computarizada que satisface y excede las más altas exigencias y regulaciones de seguridad aérea.

En cuanto al mantenimiento, se torna económico, las inspecciones periódicas menores y mayores son más prolongadas, traducido en un importante ahorro de recursos económicos en talleres aeronáuticos.

Se puede compartir cualquiera de las camillas instaladas en esta aeronave con el helicóptero de la provincia, lo que significa otro importante ahorro de recursos, al no tener la necesidad de invertir en la adquisición de un sistema sanitario propio para el helicóptero.

Este tipo de avión, que es de la misma familia de los Lear Jet Series 30 y 40, está volando exitosamente en el mundo. En nuestro país, ha sido probado con idénticos resultados en distintas direcciones aeronáuticas