San Juan
Martes 13 de Agosto de 2019

El 61% de los argentinos tiene exceso de peso: en San Juan, el foco de atención está en los niños de 6 años

En el 2018, los centros de salud periféricos locales atendieron a 4000 niños por sobrepeso. Los factores de riesgo en adulto crecieron considerablemente en sólo 5 años. Cómo prevenirlo con una correcta alimentación y hábitos saludables.


El 61,6% de los argentinos tiene exceso de peso, es decir que 3 de cada 10 personas padece obesidad o sobrepeso, según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) 2018, realizada por el Indec. San Juan no es ajena a esta realidad y centró sus esfuerzos en los niños, especialmente en aquellos que comienzan el Nivel Primario.



La ENFR realizada en 2018, reflejó incrementos de exceso de peso (obesidad y sobrepeso) de casi 4% respecto a la de 2013. Además, se registró que el 64,9% de la población no realiza actividad física y, sumado a esto, sólo el 6% de los argentinos consume al menos 5 porciones de frutas y verduras por día, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).


En este contexto, los esfuerzos en San Juan están centrados en trabajar con los más pequeños para combatir y evitar las enfermedades relacionadas con el exceso de peso. Si bien existen nenes pequeños de menos de 5 años con sobrepeso, la mayoría de estos pacientes comienzan a aumentar considerablemente su peso cuando ingresan al Nivel Primario, debido a que empiezan a elegir la comida, según informó la jefa de la División Nutrición del Ministerio de Salud Pública, Érica García, a sanjuan8.com.


Sólo en 2018, casi 4000 niños fueron atendidos en los consultorios de Nutrición de los centros de salud periféricos de San Juan y están en el programa Peso Saludable. Se trata de chicos que, en su mayoría, llegaron a la consulta porque fueron derivados por otros médicos. "Muy pocos llegan a la consulta porque no está sentido el exceso de peso como patología, no nos damos cuenta que el chico con sobrepeso está enfermo", explicó García.


"Cuando llega un chico con sobrepeso porque fue derivado con alto porcentaje de glucemia o colesterol, ahí fallamos. Tenemos que empezar a prevenir y lo importante es crear buenos hábitos desde la primera infancia para que no llegue a un sobrepeso", destacó la jefa de la División.


Es por esto que desde el Ministerio trabajan en los entornos escolares saludables, para brindarles tanto a docentes como a las madres de los alumnos las herramientas para conocer la importancia de este tipo de alimentación en los más pequeños.


El otro eje es la actividad física. La OMS recomienda 60 minutos de ejercicios diarios en los chicos, entre actividades deportivas y juegos, aparte delas clases de educación física de los establecimientos escolares. Respecto al consumo de tecnología, se recomienda que no pasen más de 2 horas frente a una pantalla (televisor, celular, Tablet, juegos, etc), para evitar el sedentarismo.


Malos hábitos alimenticios


Entre los alimentos que consumen los niños de forma periódica, que los puede llevar a tener sobrepeso u obesidad en un futuro, están aquellos procesados con alta concentración de azúcar, sodio y grasa, como las comidas rápidas, galletas y golosinas.


Además, el consumo de gaseosas con alta concentración de azúcar y poca agua. Un buen reemplazo para este tipo de bebidas son las aguas saborizadas con una rodaja de limón, hierbas aromáticas, jengibre o naranja, entre otras opciones.


Cómo perjudica el sobrepeso el futuro de los niños


Siendo aún pequeño, puede padecer síndrome metabólico, fracturas, trastornos del sueño (apnea) y enfermedades del hígado (graso), entre otros. Además de quedar expuesto al Bullying, la baja autoestima y la depresión.


Cuando esté en la etapa de adultez, una persona con obesidad puede padecer enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes e hipertensión, y problemas cardiovasculares, esta última es una de las principales causas de muerte.


Correcta alimentación


Tanto grandes como chicos deben incluir en su alimentación una porción mayoritaria de frutas y verduras; abundante agua; legumbres, cereales, papa, pan y pastas; lácteos; carnes y huevos; aceites, frutas secas y semillas; y en menor proporción, dulces y gracias.


La alimentación debe ser acompañada con la menor cantidad de sal posible y con actividad física.


alimentación sana.jpeg

Comentarios