Comscore

SEMANA SANTA

Domingo de Ramos, sin gente: postales de una celebración opuesta a la tradicional

Por la pandemia, en San Juan y en el mundo se celebró una ceremonia particular. A puertas cerradas, en Catedral, se recordó la llegada de Jesús a Jerusalén.

Una celebración especial, sin público, sin gente aplaudiendo, ovacionando, cantando, con ramos en alto. Todo fue silencio popular y litúrgico, como medida impuesta por el propio Papa Francisco, afirmada por decreto presidencial en Argentina, en el marco de la pandemia global.

Fue un Domingo de Ramos atípico, muy distinto al que se conmemora, cuando Jesús llegó ante una multitud a Jerusalén, en medio de cánticos y alabanzas.

En San Juan, esta celebración se realizó en Catedral, a puertas cerradas; y fue oficiada por Monseñor Jorge Lozano y un grupo de sacerdotes.

LEE TAMBIÉN:
El mensaje especial de Monseñor para este Domingo de Ramos

LEÉ TAMBIÉN:El mensaje especial de Monseñor para este Domingo de Ramos

Los evangelios describen cómo Jesús entró a Jerusalén y cómo la gente alfombraba su camino, dejándole a un lado, pequeñas ramas del árbol del olivo.

Precisamente, este símbolo fue tomado como señal de paz y júbilo y su recuerdo conmemora el inicio de la Semana Santa, previa del Triduo Pascual. Este último, recordará la muerte en Cruz de Jesús, para salvar al mundo de sus pecados, según rezan los evangelios.