Comscore

EDUCACIÓN

Día del Profesor: hay 650 docentes trabajando para 6.500 alumnos de manera virtual

La pandemia obligó a la suspensión de las clases presenciales y cierre de las instituciones educativas en forma preventiva para evitar la propagación del coronavirus, originando un nuevo desafío para la educación. En primer lugar había que determinar cuán preparados estaban estudiantes y docentes para la educación a distancia, qué aprenderían y la calidad del aprendizaje de manera virtual y la incidencia de la tecnología en el proceso enseñanza aprendizaje pos COVID-19.

Antes de la pandemia, el trabajo más fuerte en la Educación Superior virtual era el aula invertida y aprendizaje móvil, el aula virtual para guardar archivos, participar en foros, compartir bibliografía, etc., sumado a las experiencias que venían desarrollando algunos docentes de los Institutos Superiores. A esta bimodalidad se llegó después de casi veinte años de madurar distintas experiencias de inserción de las nuevas tecnologías en Educación Superior.

Los docentes que desarrollan clases virtuales son 650 y hay 6400 alumnos de Nivel Superior de gestión estatal

Adecuación de procedimientos

Uno de los ejes que se tuvo en cuenta para que en medio de esta excepcionalidad la educación a distancia fuese efectiva y potenciadora, fue priorizar el contexto emocional endeble en el que está el estudiante, situación que complica los procesos de enseñanza y aprendizaje. Esto llevó a buscar alternativas para reducir niveles de incertidumbre, ansiedad y expectativas desmedidas.

Se trabajó teniendo presente que la educación es un hecho vincular y que al ser virtual, los educadores debían chequear y verificar de manera constante que el estudiante siguiera la clase. Se implementaron diversos medios y caminos para fortalecer la comunicación con los alumnos como: el campus, tener un foro, redes sociales o grupos de WhatsApp, los que contribuyeron para ver cómo se desarrollaba el proceso de comprensión de los estudiantes con los saberes y capacidades a desarrollar en cada unidad curricular.

Esta experiencia remarcó la necesidad de que los docentes revisen continuamente sus metodologías pedagógicas. La tecnología demuestra que para aprender en línea hay que apostar por la innovación metodológica. Considerando en sus prácticas de enseñanza que los tiempos deben breves, uno de los recursos es emplear videos con consignas claras y el contenido puede ser: teórico, de demostraciones, con prácticas, lecturas orientadas, ejemplos ilustrativos, permitiendo que los estudiantes tengan una participación activa.

Los docentes y los estudiantes cambiaron modelos tradicionales y desarrollaron roles más participativos; esta situación que se dio en la emergencia es un cambio a nivel educativo que va proyectando la nueva modalidad en educación. La situación originada por la crisis del coronavirus interpeló a la Educación Superior sobre su capacidad de responder al desafío de la digitalización. La urgencia obligó a acelerar procesos en los que se estaba trabajando, con aciertos y errores, que se van corrigiendo que hoy son un aprendizaje para seguir repensando el sentido de la Educación y de la escuela ante las demandas de la sociedad del siglo XXI.

El desarrollo de clases en el aislamiento social, preventivo y pbligatorio (ASPO) se inició el 8 de marzo con la habilitación de más de 800 aulas virtuales en los institutos Superior de Formación Docente y de Formación Técnica.

El Instituto Técnico de Nivel Superior no contaba con una plataforma educativa digital que los integre, por lo que desde la Dirección de Enseñanza Superior se implementó la herramienta Classroom para la realización y desarrollo de las clases virtuales.

La aplicación de la modalidad virtual requirió el trabajo colaborativo y constante de las autoridades de Nivel Superior y todos los miembros de la comunidad educativa para que no se perdieran días de clase, destacando el gran compromiso de los estudiantes para transitar este particular recorrido.

Para poder implementar la plataforma digital Classroom, se elaboró material y realizaron capacitaciones a rectores y coordinadores de los institutos los que a su vez capacitaron a los docentes. Una de las responsables fue la profesora Anahí Borquez. Los que recibieron permanente asesoramiento de informáticos los que resolvieron dudas o inconvenientes surgidos.

Classroom, pen drive, WhatsApp e impresiones en papel

Los docentes utilizaron uno de las herramientas de Google como es la plataforma digital Classroom, en las que crearon diferentes aulas virtuales, a las que ingresaron los estudiantes a través de un código o de su correo electrónico. La plataforma permite la comunicación en tiempo real entre profesores y alumnos; pueden crear documentos, compartir información en diferentes formatos, agendar reuniones y realizarlas virtualmente.

Esta nueva realidad movilizó a educadores y estudiantes a afrontar un cambio radical en sus hábitos y costumbres.

Se debió seleccionar contenidos, plantear propuestas metodologías acordes a la virtualidad, atendiendo a la realidad y al contexto en la que se desarrollaba.

Las dificultades de conectividad llevó a emplear otros alternativas como el WhatsApp, para que accedieran a las clases. También se entregaron pen drive con el material de cada espacio curricular. Y a los estudiantes que no contaban con ningún medio tecnológico se le entregó material impreso.

Instituto de Formación Docente “Colegio Superior Nº 1 de Rawson”

En 2007, el Instituto de Formación Docente “Colegio Superior Nº 1 de Rawson”, cuenta con una Plataforma Educativa Digital (Educativa ©), integrando a la Red Virtual de Institutos Superiores de Formación Docente, coordinada por el INFoD (Instituto Nacional de Formación Docente) dependiente del Ministerio de Educación de la Nación Argentina. La profesora Flavia Millán, fue designada como webmaster institucional.

En este Ciclo Lectivo, para garantizar las clases de modo virtual en el Nivel Superior, se implementaron distintas plataformas, siendo Educativa y Classroom de Google, las más usadas. El Nodo Institucional del Colegio, está formado por el sitio web del instituto (https://cs1rawson-sjn.infd.edu.ar/sitio/) y por el Campus Virtual (https://cs1rawson-sjn.infd.edu.ar/aula/acceso.cgi).

El acceso al sitio web es libre y sin restricciones, solo basta acceder por el navegador. Sin embargo, el acceso al Campus Virtual, se realiza a través de un usuario y contraseña. La webmaster gestionó el acceso a 477 usuarios en total, entre ellos autoridades provinciales e institucionales, docentes, preceptora y estudiantes.

En la institución se activó la formación para las dos carreras Profesorado en Psicología para Educación Secundaria y Profesorado de Educación Tecnológica para Nivel Inicial, Primario y Secundario. También se implementó virtualmente, el Curso Introductorio, un espacio para el trabajo de los docentes del Instituto, un Proyecto Interdisciplinario y un aula para el Trayecto de Formación Docente para Graduados no Docentes, único en la provincia. Para ello, se gestionó la habilitación y publicación de 56 aulas virtuales.

Se incorporó la figura del facilitador institucional, que encarnaron los docentes que tenían conocimiento digital los que ayudaron al resto. A su vez, para gestionar administrativamente a los estudiantes de la Institución, la Regente, con los preceptores y bedeles, realizaron su seguimiento a través de documentos y planillas colaborativas online.

Además, se diseñaron una serie de tutoriales (en formato escrito y en video) entre la webmaster y los facilitadores institucionales, que tenía a cargo, cuatro o cinco aulas virtuales; con el objetivo de apoyar y orientar a los docentes en la implementación virtual de sus clases. Es preciso mencionar, que cada docente a su vez, tuvo la libertad de comunicarse con sus estudiantes por WhatsApp, correo electrónico, videoconferencias, mensajes de texto, llamados telefónicos, etc. y todo otro recurso que estimara conveniente y útil para seguir manteniendo esa dinámica comunicativa con sus estudiantes. Se dispuso de un solo día a la semana para que cada docente o facilitador institucional subiera la Clase Virtual, los materiales y las actividades propuestas al Campus Virtual. Con esta acción se buscaba que el estudiante administrara la conexión a Internet, sabiendo que sólo precisaba de un día a la semana o cada dos semanas, para descargar todo el material de las Unidades Curriculares que cursaba.

Todas las estrategias implementadas pretenden asegurar la equidad y garantizar el derecho a una educación de calidad ante la adversidad que plantea el contexto y la situación de cada estudiante.