San Juan 8 > San Juan > Nena

Determinaron la causa de muerte de la nena de 11 años que cayó a un pozo

La niña cayó a una zona de pozos y murió asfixiada. La familia la encontró sin signos vitales.

Durante la jornada del sábado, una familia que vive hace 10 años en el departamento de San Martín se llevó la peor sorpresa cuando buscaban a una nena de 11 años. El cuerpo de la niña estaba enterrado y ella estaba sin signos vitales.

Te puede interesar...

Renato Rocca, fiscal de UFI, habló con sanjuan8.com y contó que lamentablemente la familia que trabaja en la fabricación de ladrillos advirtió que la nena no estaba en el lugar y salieron a buscarla. “La nena estaba con una tía y cuando desapareció, la mujer creía que se había ido con su padre. Cuando el hombre regresó a la casa advirtió que algo malo había pasado y salieron a buscarla”, comentó el fiscal.

Fue ahí que advirtieron que se había desmoronado una zona terrosa y lamentablemente estaba el cuerpo de la pequeña.

Resultado de la autopsia

Según Renato Rocca, el resultado de la autopsia determinó que murió por asfixia por sofocación.

El caso

Luego de que se conociera el lamentable fallecimiento de una nena de 11 años que cayó a un pozo ladrillero en San Martín, trascendieron más detalles de lo ocurrido. Fuentes de la investigación revelaron la identidad de la pequeña.

Se trata de Nicole Flores, de 11 años, que junto a sus dos hermanas (la fallecida es la hija del medio) y su papá vivían en una comunidad de familiar oriundas de Bolivia que son propietarios de hornos ladrilleros, en Sarmiento y San Isidro, departamento San Martín. La mamá de la nena está enferma y permanece en el país vecino.

Las nenas se encontraban jugando mientras su padre trabajaba cuando ya pasado el mediodía de ayer, el hombre les dijo a las nenas que fueran a almorzar a la casa de su tía (cuñada del hombre), que queda a unos 100 metros del lugar. Al llegar a la casa, las niñas le dijeron a su tía que Nicole se había quedado con su papá y cuando llegó el hombre dijo que se había ido con ellas. Ante la sorpresiva situación, salieron a buscarla por el terreno y advirtieron un nuevo derrumbe de un pozo ladrillero que no estaba anteriormente. En ese preciso lugar encontraron a la nena sepultada bajo la tierra, en un pozo que tenía de 4 a 5 metros de profundidad, y pese a los intentos por revivirla, ya había fallecido.