San Juan
Jueves 17 de Mayo de 2018

Coparticipación: Cambiemos pidió tiempo para definir si acompaña la ley

Cuatro de los cinco municipios que dirige esa fuerza no firmaron el documento que fija los lineamientos que propone el Gobierno para repartir los fondos. Los 15 restantes se declararon a favor.

Santa Lucía, Rivadavia, 9 de Julio y Caucete. Los cuatro municipios son gobernados por Cambiemos y fueron los únicos que este jueves no firmaron los lineamientos básicos que el oficialismo provincial tendrá en cuenta para elaborar el proyecto de ley que determinará cómo se distribuirán los fondos para los departamentos. Pidieron hasta mañana para contestar si acompañan o no.

La sanción de una ley de coparticipación municipal es una de las principales metas que se propuso la gestión de Sergio Uñac. El gobernador quiere que, por primera vez, la provincia tenga una norma que ordene el reparto de los fondos para cada comuna y ponerle fin a la discreción que ha reinado durante décadas en San Juan. Con el espíritu de lograr el mayor consenso posible, abrió una ronda de charlas con las administraciones departamentales.

Este jueves, en el Centro Cívico, se reunieron la secretaria de Hacienda de la provincia, Marisa López; y el subsecretario, Gerardo Torrent, con sus pares de los municipios. Fue el último encuentro antes de que el Ejecutivo comience con la redacción del proyecto de ley que en junio quiere mandar a la Cámara de Diputados.

Hablaron de los lineamientos básicos que tendrá la iniciativa, entre los que figuran cantidad de población, distancia de la Capital, dispersión de habitantes, necesidades básicas insatisfechas y aporte impositivo a la recaudación general de la provincia. La gran mayoría de los municipios dio el OK y puso la firma para que esos principios sean los indicadores de más peso para la distribución de los recursos.

Los que suscribieron el documento son los 14 municipios que dirige el oficialismo y Ullum, que es comandado por Leopoldo Soler, hombre de Cambiemos. Mientras que los funcionarios de las otras comunas macristas, Santa Lucía, Rivadavia, Caucete y 9 de Julio, se llevaron los lineamientos en discusión para evaluarlos con sus intendentes y quedaron en responder mañana, si acompañarán o no.


La promesa de Uñac es que ningún municipio recibirá menos de lo que percibe hoy y que los criterios a tener en cuenta tenderán a saldar inequidades históricas. López lo ratificó: "Les hemos demostrado que no habrá menos plata para nadie, se fija un piso para cada municipio y con los lineamientos que evaluamos no sale perdiendo ninguno, sin distinción política".


A la espera de la respuesta del grueso de Cambiemos, el Ejecutivo piensa ponerse a trabajar lo antes posible en la formulación del proyecto de ley. Y en junio quiere tenerlo listo para que ese mismo mes lo debata la Cámara de Diputados, donde tiene amplia mayoría.



Desde los 80', los fondos de la coparticipación municipal se distribuyen de acuerdo a criterios que han quedado obsoletos y al humor del Gobierno provincial de turno. Con la ley que promueve Uñac y su equipo económico, el reparto tendría un marco legal que se debería respetar sí o sí, independientemente del color del poder central y de los intendentes.



Uno de los cambios más importantes es la desaparición de un criterio que desde siempre ha desatado polémica: la cantidad de personal de cada municipio. En Casa de Gobierno entienden que es un despropósito, porque se termina premiando a los que más personal tienen. Es que mientras más trabajadores, más dinero le toca a la comuna en cuestión.



El proyecto de ley de coparticipación será acompañado por otro que fija una serie de pautas que deberán cumplir los intendentes para cuidar los recursos. Es la ley de responsabilidad fiscal y apunta a darle mayor austeridad al gasto y ponerle un freno al incremento de designaciones de personal.



En momentos críticos para la economía nacional, la gestión de Uñac interpreta que es más oportuno que nunca no derrochar dinero. Y así como las provincias suscribieron un pacto de responsabilidad fiscal con la Nación, busca que los intendentes vayan en el mismo sentido y contengan el gasto corriente.

Comentarios