San Juan
Viernes 29 de Diciembre de 2017

Con la voz quebrada de la emoción, la tía de la nieta recuperada contó que esperan conocerla pronto

Elisa Poblete, recibió a Canal 8 en su casa. Emocionada relató cómo se enteraron que su sobrina estaba viva. "Que se tome el tiempo para que ella vea que parte de nuestra familia", dijo la mujer.

Embed

Elisa Poblete es la tía paterna de la nieta recuperada 127. Ella es hermana de Carlos Poblete, el sanjuanino papá de la joven que nació en la ESMA y fue separada de su familia hacer 40 años. Con la emoción a flor de piel la mujer contó que esperan conocer pronto a la sobrina que por tantos años buscaron ambas familias.

La alegría de saber que esta vivía y que accedió a hacerse el ADN son las razones que ponen felices a las familias de María del Carmen Moyano y Carlos Poblete. "La esperamos. Que se tome el tiempo para que ella vea que es parte de nuestra familia", dijo con la voz quebrada de la emoción esta tía que no oculta su felicidad.

Leé: Conocé la historia de la nieta recuperada 127, hija de un sanjuanino y una mendocina

La joven aún no tiene contacto con su historia de vida, ni con nadie de su familia biología. "Cuando ella lo crea conveniente Abuelas tiene un historial de cada padre con fotos su historia de soleteros y uno cuando fueron parejas", detalló Elisa.

El anuncio de la nieta 127 se produjo a un mes del hallazgo de Adriana, la nieta 126, una joven de 40 años hija de Edgardo Garnier y de Violeta Ortolani. A diferencia de aquella emotiva rueda de prensa, no estuvo presente la hija biológica de Poblete y Moyano.

Los padres

María del Carmen nació en Godoy Cruz, Mendoza, el 9 de mayo de 1954. Era la tercera de cuatro hermanos. Su familia le decía Pichona o La Gorda. Practicaba natación, jugaba al básquet y al vóley en el club Talleres. Cursó la primaria y la secundaria en la escuela Normal, donde fue una muy buena alumna.

Estudió Farmacia y Bioquímica en el Instituto Maza de Mendoza y trabajó en una oficina de Tránsito y Transporte como empleada administrativa. Empezó a militar en la villa San Martín, con un sacerdote -el padre Pedro-, quien luego también sería desaparecido por el terrorismo de Estado. En la villa se instaló un dispensario y se daba apoyo escolar.

Después del primer allanamiento en su domicilio, decidió mudarse a San Juan, a la casa de un tío. Allí conoció a Carlos, con quien formó pareja.

Carlos era sanjuanino, nacido el 2 de noviembre de 1944. Pertenecía a una familia numerosa: tenía once hermanas mujeres. Lo llamaban "Tula" o "Guillermo" y estudió Ingeniería Civil.

La pareja compartió militancia en la organización Montoneros. Luego de seis meses de novios, decidieron vivir juntos. Entre abril y mayo de 1977, María del Carmen y Carlos fueron secuestrados en Córdoba, a donde hyueron. Ella estaba embarazada de entre ocho y nueve meses. La pareja fue vista por sobrevivientes en el centro clandestino de detención La Perla, en Córdoba. Luego María del Carmen fue trasladada a la ESMA, donde dio a luz una niña. De acuerdo con los testimonios de sobrevivientes de ese campo de concentración, el parto fue atendido por el médico represor Jorge Luis Magnacco. Recordamos que este genocida fue recientemente excarcelado por cumplir dos tercios de su condena, a raíz de las bajas penas que recibió. La pareja continúa desaparecida.

La búsqueda

Desde el secuestro de Carlos y María del Carmen, sus familias iniciaron la búsqueda y presentaron el caso por la desaparición de la pareja y su bebé en Abuelas de Plaza de Mayo.

En 2012, la Comisión Hermanos de la agrupación H.I.J.O.S Mendoza radicó una denuncia ante la Oficina Fiscal de Asistencia en causas por violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado sobre posibles casos de personas que podrían ser hijas de desaparecidos. Entre ellas, se encontraba la de quien hoy sabemos es la hija de María del Carmen y Carlos.

La Unidad de Derechos Humanos de Mendoza, en permanente interacción con la Unidad Especializada para casos de Apropiación de niños durante el Terrorismo de Estado de la Procuración General de la Nación, llevó a cabo diferentes medidas de instrucción con el objetivo de determinar si la mujer, anotada como hija propia de un matrimonio de esa provincia, vinculado al terrorismo de Estado, era hija de desaparecidos. La investigación concluyó con el requerimiento al Juzgado Federal N° 1 de Mendoza de la prueba genética a la víctima, con la que finamente se corroboró que se trata de la hija del matrimonio Moyano-Poblete.

En el marco de una causa judicial, en octubre de 2017, esta mujer fue citada por el Juzgado Federal Número 3 de Mendoza para realizarse el análisis inmunogenético. En la audiencia judicial intervino el equipo interdisciplinario de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI), a solicitud del juez interviniente, para colaborar en el proceso. En los últimos días, a partir del estudio en el Banco Nacional de Datos Genéticos, se pudo determinar que se trata, efectivamente, de la hija de Carlos y María del Carmen.


Embed


Comentarios