San Juan
Viernes 01 de Marzo de 2019

Comercios complicados por la inflación: 2 de cada 5 contratos de alquiler son morosos

Así lo afirmó el secretario de la Cámara de Construcción e Inmobiliaria, Mauricio Turell. Además, agregó que los propietarios de los locales comerciales les cobran a los inquilinos 30% de actualización cada 6 meses.

La crisis económica que atraviesa al país afecta, entre otros sectores, a los comerciantes. Pero no sólo en los volúmenes de venta que se ven afectados por la inflación que crece más rápidamente que los salarios de los trabajadores, sino también en los numerosos gastos fijos. Entre estos, uno de los más cuantiosos es el alquiler del local comercial, que muchas veces queda a merced de la oferta de los propietarios.

En San Juan, 2 de cada 5 contratos comerciales de alquiler son morosos, según aseguró el secretario de la Cámara de Construcción e Inmobiliaria, Mauricio Turell, a sanjuan8.com. "Esta tendencia ocurre desde noviembre de 2018 a la fecha, debido al contexto económico, la inflación que no ayuda en nada y el abuso excesivo de los propietarios en el aumento de los alquileres", expresó.


Generalmente, los alquileres comerciales del centro los manejan los mismos propietarios. "Los contratos, que son cada 2 años, tienen un incremento del 20% la renovación, y además, cada 6 meses les cobran a los inquilinos una actualización de 30%", aseguró, lo que suma 120% al finalizar el periodo contratado.


Es por esto que como muchos comerciantes no quieren cerrar definitivamente el negocio, se trasladan a locales más chicos o a los departamentos como Rawson, Caucete y Rivadavia, en búsqueda de una mayor venta con alquileres más accesibles.


Respecto de los contratos de alquileres de viviendas familiares, no hay un grado significativo de morosidad. Ante la crisis, lo que hacen los inquilinos es buscar alquileres más

económicos o, una tendencia que crece, es que se vuelven a vivir con sus padres o suegros.

Por otro lado, otro de los sectores del rubro que más afectado se ve es la venta. "El 2018 fue el peor de los últimos 10 años en venta inmobiliaria, porque no hay créditos hipotecarios y los precios no se pueden mantener. Se hace imposible llegar al financiamiento", destacó Turell. Aunque tiene esperanza de que en mayo pueda haber una movida a nivel nacional que facilite formas de financiamiento.

Comentarios