San Juan
Jueves 11 de Enero de 2018

Cláusula gatillo: la suba a estatales implicará unos $25 millones al mes

La inflación acumulada del año pasado superó en 2,8 puntos el 22 por ciento fijado como tope y el Gobierno uñaquista pagará esa diferencia. El aumento será a partir de este mismo mes.

Como lo decían todas las previsiones, la inflación acumulada de 2017 superó la barrera del 22 por ciento que se fijó en la paritaria estatal y ahora, la provincia tendrá que pagarles a sus empleados la diferencia. El Estado sanjuanino, como lo había prometido la gestión de Sergio Uñac, aumentará en 2,8 por ciento los sueldos de los trabajadores y eso le implicará una erogación extra cercana a los 25 millones de pesos por mes. El incremento será a partir de enero y se cobrará los últimos días de este mes o los primeros de febrero.

En el Ministerio de Hacienda ya estaban realizando cálculos. Sabían que se iba sobrepasar la barrera fijada como cláusula gatillo que habían acordado con los gremios en la paritaria de marzo y así fue. Las autoridades del INDEC encabezadas por Jorge Todesca dieron a conocer este jueves que el índice inflacionario de diciembre fue del 3,1 por ciento, con lo que el acumulado de 2017 escaló al 24,8 por ciento.

Los gremios acordaron en marzo con el Gobierno provincial un incremento de sueldos de 22 por ciento y quedaron en que si la inflación superaba ese número, les iban a pagar la compensación. Como los precios subieron un 24,8 por ciento en todo 2017, la administración uñaquista abonará ahora los 2,8 puntos de diferencia para que los estatales sanjuaninos no pierdan poder adquisitivo. En Hacienda sacan las últimas cuentas para honrar la promesa y se espera que este viernes anuncien cuál será el ajuste nominal exacto.

La grilla salarial del Ejecutivo es de 1.200 millones de pesos al mes y los 2,8 puntos adicionales se aplicarán sobre el básico que integran las sumas remunerativas (no se cuentan las no remunerativas). Cada punto de aumento implica para las arcas públicas unos 9 millones de pesos, por lo que en este caso desembolsará aproximadamente 25 millones extra.

Al año, el nuevo incremento le llevará a la provincia 325 millones de pesos. Es un monto abultado, pero el ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, aseguró hace poco que no desequilibrará las cuentas públicas, porque se hizo la previsión. Al saber que la inflación del año que se fuer iba a ser más alta del 22 por ciento, tuvo la precaución y contempló una partida adicional en el presupuesto 2018.

La suba de haberes es para todos los trabajadores del Ejecutivo y regirá desde enero. Significa que lo percibirán a más tardar los primeros días de febrero. Si hay tiempo, cobrarán el aumento integrado al sueldo. Si no, saldrá por planilla complementaria.

Pronto habrá otra variación en los salarios estatales. En marzo, la gestión de Uñac abrirá las paritarias para actualizar los sueldos en función de la inflación proyectada para el año que recién empieza. Economía de la Nación corrigió la semana pasada la cifra y dijo que el aumento del índice de precios estará en el orden del 20 por ciento anual. Ese será el punto de referencia para la negociación, aunque los sindicatos ya hablan de volver a pedir una cláusula gatillo por las dudas que el acumulado supere las proyecciones macristas como pasó en 2017.

San Juan no es la única que deberá desembolsar un adicional por la famosa cláusula gatillo. Muchas jurisdicciones acordaron en los mismos términos con los gremios con representación estatal y ahora se ven en el aprieto de meter mano a las arcas públicas. La diferencia es que hay algunas en una crítica situación, que incluso vienen de pedir prestado dinero para pagar sueldos u otros gastos corrientes.

Comentarios