San Juan
Martes 31 de Julio de 2018

Cerca de 400 efectivos policiales buscan mejorar su estado físico

El servicio es gestionado a través de la División Personal D1, División Sanidad, y cuenta con la asistencia de un equipo de profesionales de la salud.

Desde agosto de 2017 a la fecha, 375 efectivos policiales de todas las jerarquías han concurrido a la Dirección Personal D1 para mejorar su condición física y, por consiguiente, su calidad de vida. El servicio es articulado y coordinado a través de la División Sanidad de la Policía provincial, por medio de un equipo de profesionales que incluye servicio de nutrición, kinesiología, traumatología y educación física.

La Jefatura de policía, bajo las directivas del Ministerio de Gobierno, ha implementado diligencias con personal policial, en donde hacen partícipes a los profesionales médicos de la División Sanidad: nutricionistas, kinesiólogos, traumatólogos, psicólogos y profesores de educación física.


El objetivo es que, cada cuatro meses, todos los efectivos policiales se sometan a un estudio médico, y con la colaboración y supervisión de los profesionales, los efectivos policiales puedan encontrarse en óptimas condiciones físicas para su labor diaria y para dar un buen rendimiento y mejor respuesta a la sociedad en tareas inherentes a seguridad. También, esto sirve para tener el acondicionamiento físico del bienestar propio del agente policial.


El comisario General, Alfredo Luna, a cargo de la Dirección Personal D1, comentó que trabajan para conformar un plan de trabajo de acondicionamiento físico de todo el personal. "Desde hace tiempo que ya contamos con nutricionistas y distintos profesionales de la salud para ayudar al personal a mejorar sus condiciones físicas y su salud mental" expresó.


"Existió gran aceptación de parte de todo el personal. Y no solo trabajan el tema obesidad sino el estrés mismo", agregó Luna.


"Hugo Berón, el bombero que se convirtió en el héroe romántico de San Juan, fue uno de los tantos que se acercaron por sanidad policial", sostuvo Luna. "Prestamos bastante atención a su solicitud y gracias al seguimiento de los profesionales de la salud y, obviamente, a su voluntad, logró adelgazar bastante", explicó el Comisario.


Luna también comentó que "dentro del D1 también existe la División Servicios Sociales, que también cuenta con profesionales de la salud, con la particularidad que es un servicio para toda la familia del policía", y aclaró que la División Sanidad es pura y exclusivamente para el efectivo policial.


Estrés y otras causas


Esta enfermedad no es propia de los policías. Según la Organización Mundial de la Salud, un 60 por ciento de los argentinos sufre de sobrepeso. Todos los consultados enumeraron las mismas causas para contextualizar el problema de la obesidad en los policías: que comen a deshora y muchas veces en la calle porque pasan mucho tiempo afuera de su casa; que eligen la comida rápida para seguir trabajando; que el estrés y la ansiedad de lidiar todos los días con el peligro los lleva a comer en cualquier momento.


Este abordaje permitió que la iniciativa abriera sus puertas también a los familiares de los policías. Si el empleado no lleva los hábitos saludables a su casa, si allí no comen de forma saludable, la solución del problema va a ser momentánea y tarde o temprano, el efectivo vuelve a caer en el descuido.


Comida saludable


Además de la actividad física, los efectivos aprenden lo que es una alimentación saludable. Incluso, en casos especiales de sobrepeso, hipertensión, obesidad mórbida, diabetes o síndrome metabólico, se hace un plan nutricional acorde. La alimentación saludable incluye no solamente bajar de peso o restringir alimentos, sino incorporar todos los nutrientes necesarios, como proteínas, hidratos de carbono, lácteos y, sobre todo, agua. Para los momentos de ansiedad, aconseja evitar los chocolates y las gaseosas para inclinarse por otras opciones como nueces, pasas de uva y cereales.


El ejercicio


Y así como la nutrición se hace en forma personalizada, el ejercicio no es la excepción. También preparan a los policías en la parte física y buscan prevenir factores de riesgo. Trabajan con problemas de obesidad, hipertensión y otras lesiones. De acuerdo con estos problemas trabajan en forma individual.


Mejora en el ánimo


Los especialistas de la materia suelen concluir que la actividad física mejora el ánimo de cualquiera que la realice.


(Fuente: Ministerio de Gobierno)

Comentarios