San Juan
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Causa ART: Nayar justificó los pagos por la tasa de siniestralidad policial

En la mañana del jueves declaró la exagente del IAPSER al respecto de presuntos desembolsos de sobreprecios en las ART de estatales, en la gestión giojista. Los argumentos que presentó se basan en que los índices de accidentología de la flota policial son superiores a los de los demás empleados.

En el marco del escándalo de sobreprecios en la contratación de la ART para los estatales durante la gestión giojista, este jueves declaró la primera testigo. Se trata de Flavia Nayar, que fue la encargada de la delegación local del Instituto Autárquico Provincial de Entre Ríos (IAPSER) y sobrina de Moisés Lara, uno de los presuntos involucrados en la maniobra que investiga la Justicia Penal. Fuentes calificadas aseguraron que la mujer justificó el pago de los exagerados montos por parte del Estado provincial en que la siniestralidad de la Policía subió. Un detalle que va en contra de esa explicación es que los efectivos de seguridad representan una porción mínima en el monto total que se desembolsaba, ya que son 4 mil en un universo de más de 40 mil agentes públicos.


Con esta declaración se abrió el desfile de testimoniales que se realizarán en el despacho del juez Pablo Flores, luego de dar lugar al pedido del fiscal Daniel Galvani. La primera testigo en declarar fue la exagente del IAPSER en San Juan, quien estuvo a cargo de este sillón durante los periodos 2014, 2015 y parte del 2016. La justificación del desembolso exagerado se versó en el costo que implicaba mantener los seguros del personal policial y de su flota, que tienen un mayor porcentaje de accidentes, por su labor cotidiana.


Leé: declaran los testigos por la causa ART


Los sobreprecios que se están investigando tienen que ver con los 11 años de gestión del exgobernador José Luis Gioja quien realizó una contratación directa a la empresa involucrada. En aquel momento se le abonaban $42 millones por este servicio a la firma. Luego, comenzada la era uñaquista, se le dio de baja el contrato al IAPSER y hubo un llamado a licitación. La empresa que se hizo cargo del servicio presentó un presupuesto de $15 millones, que representa un monto sensiblemente menor al anterior pese a que los números inflacionarios se dispararon con el correr de los años.

Comentarios