Aborto a una víctima con retraso madurativo
Martes 28 de Agosto de 2018

Catarata de adhesiones al aborto no punible que se realizó en San Juan

Instituciones como Amnistía Internacional y la Fundación Huésped respaldaron a los médicos que hicieron la intervención, al igual que el constitucionalista Gil Lavedra.

Luego de las críticas y escraches que sufrieron los médicos que realizaron el aborto no punible a una niña discapacitada de 14 años violada, una ola de renombradas instituciones y personalidades salieron desde todos los rincones a brindarles su apoyo por haber cumplido con lo que manda la ley para estos casos. Primero lo había hecho la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir y después se sumaron, entre otros, el constitucionalista Ricardo Gil Lavedra, CEDES, la Fundación Huésped y hasta Amnistía Internacional.

La intervención se realizó en la madrugada del domingo en lel Hospital Rawson y fue a pedido de la madre de la menor. Lo hizo en base a lo que establece el Código Penal, que en uno de sus artículos le da el derecho a la mujer de interrumpir su embarazo cuando fue violada o es discapacitada y fue víctima de un abuso sexual, dos condiciones que se dieron en el caso de la niña de 14 años.

A pesar de que el procedimiento está ajustado a derecho, sectores pro vida viralizaron mensajes con durísimos cuestionamientos y escraches y presentaron una denuncia penal por entender que el procedimiento que se aplicó en el nosocomio fue ilegal. En respuesta, el Ministerio de Salud emitió un comunicado aclarando que los médicos actuaron tal cual lo ordenan las normas vigentes.

El tema ganó trascendencia nacional, al punto que hubo una fuerte reacción en defensa de los profesionales que actuaron en el caso. "Bien los médicos del Hospital Rawson, que no se dejaron intimidar por quienes pretendían impedir el aborto de una niña de 14 años, discapacitada", posteó Gil Lavedra en su cuenta de Twitter.
Embed

En el mismo sentido se declararon la Fundación Huésped (lucha contra VIH) y la reconocida Amnistía Internacional, que tiene presencia en 150 países del mundo y trabaja por el respeto de los Derechos Humanos. Los médicos también recibieron respaldos del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES), la Red de Acceso al Aborto Seguro (REDAAS), la escritora Claudia Piñeiro, la periodista y escritora Ingrid Beck y el titular del Sindicato Médico local, Daniel Sanna.
Embed

Comentarios