Escherichia Coli
Miércoles 14 de Marzo de 2018

Bebé internada por una bacteria de la carne: ¿Qué es el Síndrome Urémico Hemolítico?

Tras el caso de la beba que quedó en Terapia Intermedia por la afección de Escherichia Coli, te contamos de qué se trata la enfermedad que produce.

Hace más de 10 días ingresó una bebé al hospital Rawson por un cuadro de gastroenteritis y a las 48 horas quedó internada en Terapia Intermedia, diagnosticada con el Síndrome Urémico Hemolítico.

Leé: Una bebé de Caucete está en Terapia Intermedia por una bacteria de la carne

El SUH es una enfermedad causada por una bacteria productora de una toxina, que suele estar presente en los alimentos y en el agua. Se presenta generalmente en primavera y verano, pero puede ocurrir también durante el año.


Es más común en los niños y se manifiesta frecuentemente después de una infección gastrointestinal, usualmente causada por un tipo específico de la bacteria Escherichia coli (la cepa O157: H7). Si bien afecta principalmente a niños pequeños menores de 5 años, cada vez es más frecuente en mayores. Compromete principalmente a los riñones, la sangre y el intestino, pero también al sistema nervioso, corazón y páncreas.


La forma más habitual de contraerla es por contaminación directa al ingerir alimentos o aguas contaminadas con la bacteria Escherichia coli, productora de toxina shiga, como así también por contacto directo con personas o animales infectados. La bacteria se pega a la superficie de la carne. Al molerse, es introducida en ella y es más difícil que la cocción la destruya. Por este motivo, los alimentos con carne picada son los considerados de mayor riesgo. La transmisión entre personas cada vez es más frecuente y se produce por el lavado inadecuado de manos luego de ir al baño. También existe la contaminación cruzada entre alimentos, especialmenteen los que se consumen crudos (como lechuga, tomate, etc.). Los productos lácteos pueden contaminarse a partir de otras fuentes y, así, transmitir la enfermedad, en particular cuando se pierde la cadena de frío.


(Fuente: Fundación Ciro de Santandina)


Comentarios