San Juan 8 > San Juan > coronavirus

Banco de plasma: aumentó la donación pero sigue siendo insuficiente

Debido al crecimiento de casos de Covid-19 diarios a partir de la circulación viral, Desde el IPHEM informaron que en los últimos días lograron tener más donantes, pero “todavía la cantidad es muy baja”. Sumado a esto, sólo el 20% de los interesados en donar puede hacerlo efectivo.

El banco de plasma que preparó San Juan para enfrentar los crecientes casos de Covid-19 tras la declaración de la circulación viral, protagoniza un papel fundamental en el tratamiento de los pacientes con el virus. En este marco, si bien aumentó la donación de plasma de los recuperados de coronavirus, sigue siendo insuficiente para los 300 casos positivos diarios que en promedio registra la provincia.

En diálogo con sanjuan8.com, el director del Instituto Provincial de Hemoterapia, Alfredo Laplagne, contó que aumentó la cantidad de donaciones de plasma en los últimos días. De esta manera, reciben entre 1 y 2 donantes diarios, pero continúa siendo poco para la situación sanitaria actual.

Te puede interesar...

Si bien hasta este martes se registran poco más de 1.300 recuperados de Covid-19, sólo una pequeña cantidad se anima a donar anticuerpos para los pacientes que lo necesitan para combatir la enfermedad. De la porción de recuperados que se presenta para donar, sólo el 20% cumple con los requisitos y pude hacerlo efectivamente, según informó Laplagne.

Para poder donar las personas que se recuperaron del virus, deben llamar al 4223571, de lunes a viernes, de 8 a 12.30, para sacar un turno para hacerse el estudio de anticuerpos. Si este análisis da bien, se saca un turno convenido para efectivizar la donación.

¿A qué pacientes va dirigido el plasma?

La donación sirve para pacientes con Covid-19 en etapa temprana de detección. Los profesionales les colocan el plasma con anticuerpos para que la enfermedad no avance hasta que pueda generar sus defensas propias. Para los casos avanzados del virus, este tratamiento no tiene efecto. “Es una terapia que promete”, subrayó Laplagne.