Comscore

CASO MÉDICA DENUNCIADA

“Las autoridades del hospital deben ser quienes paguen por las irregularidades del cuarto caso positivo de COVID-19”

Así lo expresaron médicos y familiares de los dos jefes echados del Rawson a raíz de la médica que se contagió por ir a visitar a su hermano con coronavirus.

Este jueves gran cantidad de médicos y familiares de los jefes del hospital Rawson, echados tras la confirmación del cuatro caso de Coronavirus en San Juan, se manifestaron en la puerta del nosocomio. Los familiares entienden que son las autoridades del hospital quienes deben responder por las irregularidades que provocaron el contagio.

LEE TAMBIÉN:
Médicos y familiares de los profesionales que fueron echados piden su reincorporación

LEÉ TAMBIÉN:Médicos y familiares de los profesionales que fueron echados piden su reincorporación

“No puedo creer lo que le hicieron a mi hermano. Hace 63 años que trabaja en la medicina y lo dejaron mal parado”, dijo a los medios Verónica Lezcano, hermana de Carlos Lezcano, jefe de Terapia Intensiva.

En tanto, Ana Aguirre hija de Sandra Ferrari, jefa de Infectología, sostuvo que su madre hizo un trabajo impecable y deslizó que la profesional se había quejado por el traslado del transportista con coronavirus y por cómo se lo ingresó al hospital.

El doctor Gustavo Mofficone, ginecólogo del Rawson, remarcó que es irracional sacar a los dos jefes de los servicios más conflictivos en época de pandemia y que el estatus sanitario de la provincia se consiguió gracias a la tarea que los profesionales hicieron en estos servicios.

LEE TAMBIÉN:
Separaron del cargo al jefe de Terapia Intensiva y a la jefa de Infectología del hospital Rawson

LEÉ TAMBIÉN:Separaron del cargo al jefe de Terapia Intensiva y a la jefa de Infectología del hospital Rawson

El gobernador Sergio Uñac, anunció este miércoles que los doctores Carlos Lezcano y Sandra Ferrari habían sido separados de sus cargos producto del cuarto contagio por coronavirus. La nueva paciente infectada es hermana del tercer caso positivo en San Juan y era médica del área de COVID -19. La mujer se habría contagiado por ingresar a ver a su hermano, pero sin autorización y se la denunció penalmente por no haber cumplido con la cuarentena, ya que a sabiendas del estado de su hermano mantuvo contacto directo con su familia, siguió atendiendo y hasta participó de un evento social.