San Juan
Lunes 10 de Septiembre de 2018

Así opera un vendedor sanjuanino en el mercado negro de medicamentos

Estudio 8 mostró un informe sobre este proceder. El vendedor realizó la venta en plena calle, con un recibo firmado a mano.

Embed

La venta de medicamentos en lugares que no sean farmacias está prohibida en la ley Nacional 26567. San Juan no está adherido a dicha norma y hasta por Facebook se ofrecen remedios, sin receta. La producción de Estudio 8 se comunicó con un venedor que montó su negocio a través del grupo "Compra en San Juan" y realizó la operación sin inconvenientes, es más, el hombre entregó un recibo escrito a mano.


Según la organización Mundial de la Salud, durante el 2017, el mercado ilegal de medicamentos creció cuatro veces más que hace 10 años y tuvo una recaudación de 78.000 millones de dólares. En Argentina el número también es alarmante, de acuerdo a información otorgada por el Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, se estima que se movieron ilegalmente 500 millones de pesos.


Una productora de Estudio 8 se hizo pasar por la propietaria de un kiosco y se comunicó con un vendedor ilegal que ofrecía remedios a través de un grupo de compra y venta de Facebook, llamado Compra en San Juan. Durante la comunicación telefónica el hombre aseguraba que los medicamentos eran legales y que habían sido adquiridos en droguerías de la provincia. Explicaba que lo que ofrecía eran todos medicamentos que no necesitaban recetas y que la compradora no iba a tener ningún tipo de problemas con Salud Pública.


En la página se ofrecía un listado de medicamentos y había hasta un número de teléfono para realizar el pedido. Finalmente la operación se concretó en un espacio público y a plena luz del día. La mercadería fue entregada hasta con comprobante.


En el mercado negro se pueden encontrar viagra, sustancias para adelgazar, drogas para dejar de fumar, además de analgésicos, antialérgicos, antibióticos, remedios oncológicos, remedios para la presión y hasta psicofármacos, entre muchos otros.


Uno de los factores que también permitió el crecimiento de este tipo de negocios ilegales fue la diferencia en los costos. Así, por ejemplo, la Ranitidina – 150mg- en las farmacias se encuentran a $30,73, mientras que por internet se ofrecen a $18; el Diclofenac 75mg en el mercado legal está a $60, en el mercado negro se encuentra a $18; la Buscapina 81,63 en oposición a los $63 por Facebook.


El tema despierta gran preocupación en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en Salud Pública, porque la gente sigue comprando en el mercado negro y no entiende que se expone, por ejemplo, a que sean remedios adulterados y que les terminen haciendo mal o causando hasta la muerte. En San Juan, hasta el momento, se han desbaratado 10 depósitos de medicamentos ilegales.


Comentarios