San Juan
Viernes 03 de Agosto de 2018

Amor de madre: su hijo está postrado en la cama hace 10 años y sueña con darle una mejor calidad de vida

Lorena cuida a su hijo Brian a sol y sombra. En su humilde vivienda busca darle todas las comodidades a pesar de que no puede trabajar por cuidarlo de sus permanentes ataques de epilepsia que pueden durar horas hasta que llegue al hospital. Confesó que "si fuera posible, daría mi vida por él".

/// Por Bárbara Ardanaz


Brian Masa era un chico normal, que iba a la escuela, jugaba con sus amigos y hacía todas las travesuras de un niño, hasta que un devastador síndrome redujo sus funciones desde hace más de 10 años y hoy, a los 21 está postrado en una cama. Necesita cuidados permanentes y su mamá, Lorena Pasten (39), con su amor incondicional, no se separó ni un minuto de su lado para cuidarlo. Pero no puede hacerlo sola, el estado de salud del chico es cada vez más aguda y necesita ayuda.

El joven padece del síndrome de Lennox-Gastaut, una variante de epilepsia infantil de difícil manejo que se caracteriza por convulsiones frecuentes y diversas. Con el paso del tiempo su cuerpo dejó de cumplir funciones y hoy depende totalmente de su mamá.


Ingiere 20 pastillas diarias de 6 medicamentos diferentes para la epilepsia y requiere cuidados permanentes. Es alimentado a través de un botón gástrico, bañado en una silla plástica y depende de un tubo de oxígeno por el daño en sus pulmones al permanecer tantos años postrado.


Cuando Brian sufre un fuerte ataque de epilepsia, corre riesgos de caerse, golpearse y hasta perder su vida. Es que sus huesos están tan frágiles que no resistirían un fuerte impacto, como sucedió hace un año cuando se resistió a que le curen unas lastimaduras en sus axilas y por hacer fuerza se quebró un brazo.


Las convulsiones que sufre no cesan por horas, hasta que logra que lo trasladen al hospital y allí le aplican los calmantes y medicamentos que lo tranquilizan. El mayor problema surge diariamente cuando debe ingresar la camilla de la ambulancia a su casa, debido a que la puerta de su pieza es muy chica y él debe ser trasladado con sábanas hacia la cocina, situación que lo expone a quebraduras y que lo hace llorar.


"Doy gracias a la vida tenerlo a Brian y me gustaría que tenga otra calidad de vida. Amo cuidarlo, pero no puedo hacerlo sola", expresó Lorena con la voz entrecortada. La ayuda de corazones solidarios con sábanas y pañales grandes para adultos, serían de gran utilidad.


La ayuda está cada vez más cerca


Anoticiados de la delicada situación de Brian, asistentes sociales y desde el área de Emergencia del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social visitaron su vivienda para conocer su estado y las necesidades que padece.


Según manifestó el jefe de la cartera, Armando Sánchez, a sanjuan8.com, el lunes próximo un arquitecto irá a la casa de Lorena para solucionar las carencias edilicias y ensanchar la puerta de la habitación para permitir el paso de la camilla y no mover al chico.


Además, iniciarán un expediente para conseguir el subsidio de las 20 dosis diarias de 6 medicamentos diferentes que ingiere Brian.


Por otro lado, como la mamá no puede trabajar por cuidarlo al joven las 24 horas del día, gestionarán un subsidio por manutención.

Comentarios