San Juan 8 > San Juan > hospital

Alerta permanente con los trastornos de la conducta alimentaria

El 30 de noviembre es el Día Internacional de la Lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) y el servicio de Psiquiatría del Hospital Rawson, a través de su Hospital de Día, brinda una atención profesional y especializada en la materia.

Se evidencian a través de la relación con la comida, pero el nudo central está en relación a otros aspectos: una predisposición de personalidad, determinada dinámica familiar, presión social a través de comentarios y bullying, abusos, violencia y pérdidas.

Te puede interesar...

El consejo inicial de las profesionales del Hospital de Día es muy claro y objetivo: “Seguramente asociás el tratamiento con atención psicológica y/o psiquiátrica, lo cual es así, pero también queremos contarte que es más amplio y que muchos profesionales intervienen desde su ámbito”.

Para conocer profundamente el amplio trabajo que realiza el Hospital de Día Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) del Servicio de Psiquiatría del Hospital Rawson, consultamos a sus profesionales sobre su funcionamiento:

¿Por qué y cuándo es necesario realizar un tratamiento en Hospital de Día?

Es una pregunta que se hacen muchos padres, pacientes, familiares, incluso profesionales de la salud y educación. El tratamiento en modalidad de Hospital de Día es un recurso terapéutico para aumentar la contención brindada a pacientes y familiares que transitan un trastorno de la conducta alimentaria. Es decir, que contarán con más herramientas para afrontar las dificultades que este tipo de enfermedades presentan.

El objetivo principal es dotar al paciente y su familia de recursos y habilidades que permitan poner en marcha un hábito alimentario saludable, autocuidado y por supuesto, una relación saludable y adecuada consigo mismo y su entorno.

¿Cuándo se recomienda un tratamiento de Hospital de Día?

Primer motivo: No está funcionando el tratamiento a nivel ambulatorio

  • conductas compensatorias; aislamiento o conductas impulsivas severas; incremento de la obsesividad hacia la comida o cuerpo; elevada ansiedad y alteraciones de estado de ánimo que pueden llegar a impedir realizar sus actividades cotidianas.

Segundo motivo: Bajo peso; deterioro físico nutricional y psicológico, que necesita una intervención inmediata y requerimiento de ingreso hospitalario.

Varias son las disciplinas que intervienen en el tratamiento de Hospital de día del Hospital Rawson:

  • Actividad Física adaptada: ya que es posible un reencuentro positivo con el propio cuerpo,

desarrollando habilidades de expresión corporal mediante la danza libre.

Favorece la comunicación entre pares, realizando juegos adaptados (sin impacto), garantizando la participación activa sin implicar exigencia física.

  • Introspección mediante la meditación y sensopercepción que brindan las técnicas de yoga y mindfullnes.
  • Nutrición: El objetivo es establecer hábitos alimentarios saludables, con una alimentación completa y equilibrada en la cual no hay alimentos prohibidos ni “engordantes”, enseñando a comer con un orden en horarios, cantidades y frecuencia de consumo.

Se trabaja con las familias, dando pautas nutricionales que deben realizar en casa, acompañando a los pacientes en las comidas.

Rol de Enfermería: se basa en una observación integral del paciente, acompañamiento y contención permanente.

Implementación de pautas educativas, supervisión y acompañamiento durante los momentos establecidos en las comidas; gestión de pruebas analíticas; preparación y administración de medicación prescripta; vigilancia diaria de parámetros fisiológicos (signos vitales, hidratación de piel y mucosas); acompañamiento a paciente y familia en áreas de internación.

Terapista ocupacional: desde la terapia ocupacional se trabaja en las tres áreas de Ocupación: Auto cuidado, Productividad y Ocio; ayuda a explorar cómo sus motivaciones, hábitos y habilidades influyen en sus actividades cotidianas y en su vida social.

Las herramientas de Evaluación que se utilizan son la Entrevista y la Observación.

Algunas de las técnicas de intervención que se aplican en el tratamiento son: Arte terapia, relajación, orientación vocacional y reentrenamiento en el hábito alimentario, resignificando las Actividades Básica de la Vida Diaria (ABVD).

Las Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD) eligiendo cada actividad y ocupación de acuerdo a su identidad.

Acompañamiento Terapéutico: Se inserta bajo la modalidad Taller Grupal y se proponen distintas dinámicas para el desarrollo de habilidades sociales, de afrontamiento y recreativas. Se propone un espacio de escucha activa y de reflexión, así como la facilitación de conductas de autocuidado. Se refuerzan conductas de adherencia al tratamiento.