San Juan
Sábado 06 de Enero de 2018

Alarmante: subió un 13% la cantidad de muertes en las rutas de la provincia

El año que pasó dejó en San Juan 14 fallecidos más que en 2016 por siniestros viales. Sin embargo, está entre los de menos fatalidades de la última década.

No hay caso. La falta de conciencia no para y ni siquiera los dolorosos resultados que dejan los siniestros viales logran persuadir a los que están al frente del volante. En 2017 murieron en las calles y las rutas de la provincia 120 personas, es decir un 13,2 por ciento más que en el año anterior. Lo peor de todo es que más del 90 por ciento responde a negligencia o imprudencia de peatones y conductores de autos, camionetas, vehículos de gran porte, motos y hasta bicicletas.

Las estadísticas son de la División Policial Tránsito y el Observatorio de Seguridad y Movilidad Vial y generan mucha preocupación. Es cierto que hubo años con una cifra significativamente mayor de muertos, pero el índice sigue siendo muy alto. Para tener una idea, el año pasado falleció por choques una persona cada tres días. Muy lejos de las pretensiones para ser una provincia en donde la conciencia prime sobre la imprudencia.

El 13 por ciento de aumento surge de comparar los 120 muertos en 2017, contra los 106 del año anterior. El consuelo, si es que cabe ese término, es que hace poco el panorama fue peor: hace exactamente una década fallecieron 154 personas y el peor resultó ser 2013, con 174. (ver gráfico).
Estadistica-muertos rutas san juan.jpg

En todos los casos, los especialistas coinciden: no hay solución si los conductores no toman precauciones ni internalizan el desastre que pueden llegar a causar si nos cumplen las normas de tránsito. El Estado hace controles sorpresivos, decenas de campañas masivas de prevención y charlas en distintos ámbitos, pero no alcanzan si los destinatarios hacen oído sordo.

Los datos oficiales dan cuenta de que un 55 por ciento los mal llamados accidentes de tránsito en el año que recién termina fueron protagonizados por motos, o sea una escalada de 42 por ciento respecto al año anterior. Lo mismo pasó con los que involucran a bicicletas: 36 por ciento más. Y para sorpresa de muchos, los siniestros provocados por automóviles bajaron 43 por ciento.

Los estudios oficiales revelan datos interesantes que han llevado a las autoridades a tomar medidas más específicas para intentar contrarrestar las alarmantes cifras. "Los siniestros con fatalidades ocurren en su mayoría entre las 6 y las 8 horas de los días sábados, domingos y primeras horas del lunes y representan más del 70% del total". Y otro dato que los lleva a focalizar más los controles es que los departamentos en donde más muertos hubo fue en "Rawson, Santa Lucía, Pocito y Capital".

Comentarios