Tragedia en Mendoza
Sábado 17 de Febrero de 2018

A un año de la tragedia de Los Horcones habló una de las víctimas sanjuaninas

Jorge Maldonado viajaba en el colectivo de TurBus junto a su pareja y su pequeño hijo cuando ocurrió la tragedia en la que murieron 19 personas, entre ellas su mujer. A un año del accidente ya comenzó el juicio y se espera una dura condena para el conductor que reconoció que circulaba a alta velocidad.

//Marcela V. Silva

Hace un año despertábamos con la dura noticia de que en Mendoza, en Los Horcones, un colectivo que viajaba hacia Chile había volcado, y producto del fuerte impacto había 19 víctimas fatales. En el colectivo de la empresa TurBus viajaban dos familias sanjuaninas, primos que iban a pasar las vacaciones de verano a Viña del Mar. Eran ocho pasajeros de la provincia y murieron cuatro. Hoy las secuelas y el dolor de ese siniestro vial aún perduran.

Jorge Maldonado era uno de esos pasajeros. Él viajaba junto a su esposa, Eliana Oro que estaba embarazada de tres meses y con su pequeño hijo Liam (3). Iban acompañados por el matrimonio de su prima (Fernanda Sánchez y Jorge Olivera) que también murieron y sus dos hijos resultaron ilesos.

Este 18 de febrero no sólo se cumple un año ese grave accidente, sino que el aniversario también coincide con el inicio del juicio contra el chofer.

En este marco sanjuan8.com pudo hablar con Jorge, quien luego de dar su declaración ante el tribunal del Palacio de la Justicia de Mendoza, contó que sintió mucha indignación al ver sentado a Francisco Sanhueza-conductor del colectivo chileno- quien luego de contar que fue encandilado por las luces de unos autos reconoció que iba a alta velocidad y que "se le acabó la ruta". También pidió perdón y aclaró que sintió mucho dolor.

A su turno Jorge declaró en la Octava Cámara del Crimen, durante la jornada del jueves y relató que estuvo en un cuarto con los sobrevivientes. Allí fue nuevamente atravesado por el dolor al ver a una pasajera que había quedado cuadripléjica. La próxima semana deberá volver para seguir declarando y para continuar con el tratamiento de su hijo en el reconocido hospital pediátrico Humbertto Notti.

Liam, su hijito, ya tiene cuatro años y aún carga con varios heridas en su rostro, cuello y uno de sus brazos. Por ello sigue en tratamiento médico y psiquiátrico. Sin embargo es él quien lo motiva a seguir adelante. "Él me da fuerza, él me llena con sus entusiasmo y alegría" dijo. "Viajamos varias veces al mes para que sea atendido y curen las cicatrices de las quemaduras en la cara. Liam deberá ser sometido a una cirugía plástica luego de algunos años" detalló.

Inmerso en estos cuidados, Jorge recordó a Eliana, como lo hace a cada instante de su vida y como lo expresa a través de las redes sociales. Es que parece querer regresar el tiempo ese en el que caminaban juntos. Se quedó con su número celular y en el estado de whatsapp tiene la frase "Siempre en lo más profundo de mi corazón bonita mía". Y es así como la piensa, con una sonrisa y como una gran compañera de vida.


"Eliana vivía para nosotros dos y yo por ellos. Es muy duro continuar sin ella, pero mi hijo me da fuerzas" reconoce. Jorge y Liam se mudaron a la casa de los padres de Eliana y según relató son ellos los únicos que comprenden el dolor que carga desde aquel fatídico 18 de febrero del 2017.

En estos días es difícil no recordar los sueños que tenían juntos. Sin embargo él se muestra fuerte y sólo trata de mirar hacia adelante, acompañando a su hijo y a los padres de Eliana. El calendario sigue adelante y es algo que nadie puede evitar, pero en el corazón de Jorge su mujer, embarazada de su segundo hijo, sigue inalterable.

Comentarios