Concejal quiere jubilarse con 38 años
Martes 08 de Octubre de 2019

A los 38 años busca jubilarse porque argumenta que el estrés causado le agravó su enfermedad

El concejal Gabriel D'amico asegura que tiene una enfermedad inmunológica que complica su salud mes a mes. "El estrés que he pasado en estos últimos años me ha agravado la salud porque votar contra 11 concejales no es fácil", dijo.


"Estar en contra de hechos de corrupción y ser honestos es difícil porque muchas veces, en este país uno es víctima de persecuciones y operaciones políticas", lo dijo el concejal Gabriel D´amico, quien está solicitando lograr su jubilación anticipada, a los 38 años, por considerar que el estrés acabó con su salud.






El edil de Cambiemos, que forma parte del Concejo Deliberante de Capital, argumentó este martes en radio Light que tiene una enfermedad inmunológica que ataca el intestino grueso, que produce inflamación sobre ese órgano, generando úlceras, sangrado y diarrea. Esta situación desfavorable de salud se habría complicado por el estrés causado en este último periodo por su trabajo en el Concejo capitalino.






"Los médicos me ha recomendado que me jubile, el hecho de que sea joven no quiere decir que no tenga problemas", remarcó y explicó que, entre las complicaciones que sufrió en este tiempo, le tuvieron que "colocar un marca pasos porque le dejaba de latir el corazón". "Ante una posible muerte súbita, me lo tuvieron que colocar", dijo.





Según D'amico, en la comisión médica están todos los estudios médicos que certifican su versión. No sólo clínica sino de oftalmología porque argumentó miopía. "En varias oportunidades tuve que ausentarme del concejo por mis problemas de salud. Yo tengo certificado de discapacidad otorgado por la Provincia desde hace 8 años. "Lo que pasa es que ahora es intolerante. He pasado mucho estrés por la política. He presentado muchos proyectos que están del lado de la gente", destacó.







Asimismo, aprovechó para echarle la culpa a los medios de comunicación que "no le hacen entrevistas" para certificar que está en contra de las cosas que se hacen mal. En estos momentos, está esperando que la comisión médica resuelva su condición para enviar o no el expediente a la ANSES. "Yo fuera un ñoqui o un obsecuente, me iría mejor, pero soy una piedra en el camino que podría ser un obstáculo para un presunto negocio y eso molesta".







Comentarios