San Juan 8 > Ovación

Sabella aplicaría un esquema más defensivo

Por lesiones, suspensiones y cuestiones tácticas, el equipo nacional presentará una formación y planteo diferentes en la altura de La Paz, a 3650 metros a nivel del mar.

El entrenador de la selección argentina, Alejandro Sabella, apostará por un esquema algo más defensivo y con varios cambios de apellidos para intentar conseguir un buen resultado pasado mañana en la altura de La Paz.

Te puede interesar...

El técnico tiene la intención de administrar la energía de sus jugadores, al margen de las modificaciones obligadas por suspensión (como la de Gonzalo Higuaín) o lesiones (la de Sergio Agüero).

“La altura es una realidad incontrastable. A los jugadores que son del llano les cuesta jugar en la altura. Es un hecho fáctico. Algunos se adaptan mejor o no. Es un hecho concreto, hay que lidiarlo y trataremos de hacerlo lo mejor posible”, expresó Sabella.

El seleccionador argentino sabe lo que es la altura de La Paz (3.650 metros sobre el nivel del mar), ya que estuvo con la selección en las eliminatorias para Francia 98, cuando el DT era Daniel Passarella y el conjunto albiceleste perdió 2-1, en el bochornoso y recordado partido del corte en el rostro del delantero Julio Cruz.

Para el cotejo por la duodécima fecha de las eliminatorias sudamericanas de cara al Mundial Brasil 2014 a disputarse el martes, desde las 17 de Argentina, Sabella dispuso que la delegación haga una escala en el llano de Santa Cruz de la Sierra y viaje sobre el filo del cotejo a la altura de La Paz.

Para esta ocasión, el DT mantendría en el arco a Sergio Romero y también a los defensores que jugaron ante la vinotinto con Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay y Marcos Rojo. La variante esta vez sería en que habrá un defensa más poblada, ya que el que cuenta con grandes chances es José María Basanta (Monterrey de México), al que Sabella conoce de Estudiantes.

Sabella y sus ayudantes, Julián Camino y Claudio Gugnali, hicieron un seguimiento especial de Basanta para ver cómo respondía en la altura que tiene muchas ciudades mexicanas con equipos en la primera división azteca, lo que desembocó en su convocatoria.

En tanto, para la zona media el técnico mantendrá a Javier Mascherano, pero sacaría a Fernando Gago, quien llegó con lo justo al duelo ante Venezuela por una molestia muscular, para acaparar más territorio con el volante de Newell’s Maximiliano Rodríguez, quien podría ser titular.

Asimismo, Pablo Guiñazú sumaría por la banda izquierda su habitual recuperación y despliegue, para trabajar donde lo hizo Ezequiel Lavezzi frente a Venezuela.

Obviamente Lionel Messi estará en la cancha, con la sed de revancha de revertir la imagen que la selección dejó la última vez que pisó La Paz, con el histórico 1-6 con Diego Maradona en el banco.

El acompañante de Leo podría estar entre el Pocho Lavezzi y Rodrigo Palacio, aunque depende de cómo se recupere el atacante del Paris Saint Germain, quien hizo un gran desgaste en la victoria del viernes ante Venezuela.

Guiñazú: "Todavía no podemos decir que estamos en el Mundial"

Pablo Guiñazú tiene posibilidades de estar el martes en el equipo titular del seleccionado en Bolivia, en una formación que tomaría más recaudos para tratar de conseguir un resultado positivo en la altura de La Paz. Ayer, después de la práctica que el plantel desarrolló en el predio de la AFA en Ezeiza, el Cholo fue realista y pidió no adelantarse a los acontecimientos: “No podemos decir que estamos dentro del Mundial cuando aún no lo estamos”, aclaró.

El volante cordobés, hoy en Libertad de Paraguay, se ilusiona con tener unos minutos ante el seleccionado del altiplano: “Al que le toque jugar, va a dar la vida, va a dejar todo. Sabemos las chances que nos jugamos. Hay que tomarlo con esa seriedad”.

“Nunca un jugador de selección puede decir que está dentro del Mundial si aún no lo está. Hay que trabajar con respeto y humildad. Una clasificación se consigue cuando se obtienen los puntos necesarios y nosotros aún no los alcanzamos. Estamos cerca, pero aún no lo logramos”, reflexionó el ex Newell’s.

Por supuesto, ayer los titulares no entrenaron sino que hicieron diferenciado, mientras que Sabella ordenó un trabajo futbolístico. Y en el equipo que paró el técnicoe estuvo Guiñazú entre los once, en un mediocampo donde estuvo de doble 5 con Banega, y Sosa y Di María en los extremos. Después el Cholo le dejó el lugar a otro ex Newell’s, Leonardo Ponzio, mientras que Maxi Rodríguez ingresó por el Principito.

En la defensa jugaron Peruzzi, Campagnaro, Domínguez, Basanta y Clemente Rodríguez, en el arco Andújar (luego Orion), y adelante sólo Palacio. Pero en Bolivia el equipo será otro. ¿Con Guiñazú?