San Juan 8 > Información General

Resultado cantado: el 98,8 por ciento de los kelpers votó por el "sí"

Como se esperaba, los habitantes de Malvinas ratificaron en el referéndum su deseo de continuar como territorio británico de ultramar.

El 98,8 por ciento de los habitantes de las Malvinas, conocidos como "kelpers", quiere continuar con el estatus político de las islas como territorios británicos de ultramar, según los resultados del referéndum realizado durante dos días y que culminó ayer. Tal como se preveía, respondieron abrumadoramente con un "Sí" a la única pregunta realizada en la votación: "¿Desea que las Islas Falkland (Malvinas) mantengan su actual status político como territorio de ultramar del Reino Unido?". Sólo 3 personas sufragaron por el "No".

Te puede interesar...

Este referéndum no sólo cosechó el repudio de el arco político argentino, sino que también sumó cuestionamientos desde distintos sectores de la región, además de no contar con el aval de las Naciones Unidas.

La consulta en las islas Malvinas generó la rápida reacción del Senado argentino, que determinó tratar mañana en sesión especial un proyecto de rechazo.

Al respecto, Alicia Castro, embajadora argentina ante el Reino Unido, reafirmó que el referéndum en Malvinas "no tiene efecto alguno desde el punto de vista del derecho internacional", y que "no pone fin a la disputa" entre ambos países porque la consulta a los isleños, que concluyó ayer, "es organizada por británicos, para británicos, con el propósito de afirmar que el territorio tiene que ser británico".

Con una participación del 92 por ciento del total de 1.672 votantes que estaban convocados, los kelpers sufragaron en los cuatro centros electorales fijos instalados en las dos islas principales, Soledad y Gran Malvina.

Según el resultado de la consulta divulgado anoche, un 98,8 por ciento del padrón -1.513 personas- votó por el "Sí", sólo tres optaron por la opción del "No" y un voto fue impugnado.

En total, la isla tiene más de 2.500 habitantes. Los que estaban habilitados para votar debían tener siete años de residencia y los documentos al día. En cambio, en las calles hubo cientos de banderas del Reino Unido y un amplio despliegue del cotillón electoral británico en los bares, hoteles y casas.

"Lo que estamos intentando hacer es enviar un mensaje", explicó Barry Elsby, un miembro de la Asamblea Legislativa del archipiélago. "La Argentina nos está ignorandocompletamente. Pero el resto del mundo verá esto como lo que es, la visión democrática del pueblo. No importa lo que diga la Argentina, el resto del mundo no lo ignorará", enfatizó.

El gobierno argentino ya había fijado posición el viernes pasado a través de un comunicado, en el que manifestó que "el Reino Unido carece de derecho a alguno" para llamar a un referendo", ya que ha "convocado a una votación de los pobladores que ese país implantó en las islas Malvinas" para "tergiversar la verdadera condición jurídica" de las islas", esgrimió la Cancillería.